Enseñanzas portuguesas

 

Enseñanzas portuguesas

Actualizado 06/10/2015 12:00:45 CET

MADRID, 6 Oct. (OTR/PRESS) -

El domingo hubo elecciones en Portugal. Lo supimos de pasada y como si no fuera con nosotros. O sea, como siempre. Si hubiera sido Grecia hasta se hubieran hecho programas especiales de tv pero como son nuestros vecinos, su única frontera terrestre en su caso, y con quienes tenemos un potente relación comercial y empresarial, de hecho es uno de nuestros más activos mercados, pues eso, lo de siempre, ni caso.

Portugal hubo de ser "rescatado" y someterse a un ajuste de caballo. Ha sido una amarga medicina pero ahora el país se está recuperando y va saliendo adelante. Y los portugueses parecen haber comprendido que no les quedaba otra. Al menos eso es lo que se desprende de los resultados electorales. Ha ganado la coalición de centro derecha que lidera Passos Coello y que ha sido la encargada de aplicar los duros recortes. Pero ahora ya se ve algún resultado, el paro ha bajado desde el 175 hasta el 14% y los votantes han decidido que mejor no arriesgarse con "experimentos, y le han dado la victoria en las elecciones con un 38% de los votos. No ha conseguido la mayoría absoluta de que antes disponía pero no parece que vaya a haber un vuelco en el gobierno.

La razón es que allí, en el país vecino pero "lejano" el partido socialista no está echado al monte ni se plantea de inicio hacer coaliciones con partidos a su izquierda o a su extrema izquierda, el Partido Comunista y el Bloco de Izquierdas, lo más parecido a Podemos que tienen por allá y que ha superado a los comunistas clásicos, aunque no por mucha diferencia. O sea, que los portugueses se parecen más en este sentido a los alemanes que a nosotros. Los socialistas lusos no cuestionan el fondo ni la necesidad de las reformas, únicamente matices y plazos, mientras que los izquierdistas llevan sus propuestas hasta salirse del euro. La izquierda en su conjunto podrá pues controlar de manera muy severa al nuevo gobierno pero no parece probable que los socialistas de Costa, ex alcalde de Lisboa, se meta en aventuras peligrosas ahora que la recuperación empieza a consolidarse y menos con quienes le llevarían a extremos que no comparte en absoluto. O sea, lo mismito que en España

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

No saber quiénes somos

por Francisco Muro de Iscar

Victoria Lafora

La siembra y la cosecha

por Victoria Lafora

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies