Rajoy también ganó algo anoche.

Actualizado 22/10/2012 14:00:36 CET

MADRID, 22 Oct. (OTR/PRESS) -

Galicia inició los triunfos electorales del PP y en una tensa noche, moviéndose entre sondeos adversos hasta las nueve de la noche, Feijóo recuperó la Xunta y Rajoy, a quien le estaban escribiendo el epitafio, se lanzó desde ahí hacia el triunfo posterior en locales y autonómicas y luego en las generales. Anoche la reválida con nota del presidente gallego supone un verdadero respiro para su amigo Mariano. Si hubiera perdido hubiera sido un duro golpe en clave nacional, aunque ahora se quiera decir desde la oposición que por el contrario el triunfo no solo no le incumbe sino que es "a pesar" de Rajoy.

El Partido Popular, pues, salvó una situación complicada y la resolvió con éxito en Galica y con dignidad en el País Vasco. Otra cosa bien diferente es el PSOE, que tras el espejismo andaluz, gobernar perdiendo, sigue en un desierto electoral terrible, sin rastro de oasis a la vista. Y quiera o no habrá de afrontar de manera urgente una verdadera reflexión y hasta una refundación de su organización. Porque puede empezar a vislumbrarse la posibilidad de una conmoción en el campo de la izquierda donde un axioma: el PSOE era sin discusión la fuerza hegemónica y el referente de la izquierda nacional. No está escrito que eso vaya a ser así en el futuro. Va depender de los cambios y de los liderazgos, va a depender si recuperan esencias, principios y unidad o sigue un camino de desvertebración, extrañas alianzas y pérdidas de identidad. Cataluña va a ser dentro de un solo mes la siguiente piedra en el camino.

Pero la noticia triste, la más triste de la noche, es esa irrupción de Bildu, de los voceros de ETA, el resultado de aquella infamia del Tribunal Constitucional de Zapatero que obtuvieron la papeleta sin dejar la pistola. Y en esa están. El presunto fin de ETA, su derrota policial fue convertida en victoria política. Ayer se convirtieron en la segunda fuerza política del País Vasco. El PNV de Urkullu, durante la campaña vestido de cordero pero que mañana enseñará a no mucho tardar la dentición soberanista, volverá con seguridad al poder. Y lo hará mediatizado por los filoetarras.

OTR Press

Pedro Calvo Hernando

Entre Lleida y Sijena

por Pedro Calvo Hernando

Fermín Bocos

El día después

por Fermín Bocos

Esther Esteban

El expolio de Sijena

por Esther Esteban

Julia Navarro

Escaño cero "Jerusalén"

por Julia Navarro

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies