La recuperación es ya innegable

Publicado 07/04/2015 12:00:10CET

MADRID, 7 Abr. (OTR/PRESS) -

Los peros pueden comenzar a ponerse incluso antes que el hecho y las contras anteceder al dato, pero negar la recuperación de España es ya un absurdo. Las cifras, y ahora ya no hablamos de las macro, que también e incluso mejores, sino de lo cotidiano, de lo que siempre afirmamos como la prueba del algodón: el empleo.

Más de 60.000 personas abandonaron en marzo las listas del paro, dejando ya la cifra por debajo de los 4,5 millones, que son una barbaridad, pero que son menos, y ello casi al inicio de la "racha buena" de los meses que vienen. Pero es mucho más alentador, al menos, así es como me parece, que la afiliación a la Seguridad Social se haya incrementado en más de 160.000 para quedarse ya a tiro, a 110.000, de esos 17 millones de cotizantes, un listón a partir del cual puede comenzar a hablarse de evidente mejoría y sostenibilidad. Lejos aún de esos 20 millones de cuando las vacas gordas, pero dejando también atrás esas cifras de pánico cuando eran muchos centenares de miles menos los que tenían un puerto de trabajo. La expresión de "el mejor dato de la serie histórica" se convierte, por fortuna, en repetida un mes tras otro. Llueve, y esta lluvia es buena, sobre mojado y si sigue haciéndolo quizás sí podamos aspirar a que cuando llegue el otoño la cifra de parados descienda, o esté a punto de hacerlo, por debajo de los cuatro millones. Aún quedaría un mundo para poder hablar de una situación aceptable y a dos millones de cuando realmente nuestras cifras fueron las mejores, pero negar la evidencia de la progresión es algo que, aunque parezca que a regañadientes, hasta los más fervorosos opositores y sindicalistas quejumbrosos, ya admiten. Estacional o desestacionalizado, la maquinaria económica se mueve y esta generando empleo.

De su calidad, o mejor dicho de la falta de calidad y precariedad, es donde también es innegable que tenemos un severo problema. Pero poner el carro delante de los bueyes para tirar por tierra los avances tampoco es de mucho recibo aunque sea entendible que se aferren a ello quienes un día negaron empecinadamente que nos íbamos, que nos llevaban vamos, hacia el hoyo.

Habrá que reconocer lo que sí se ha conseguido y se está en camino de lograr. Que nos estamos salvando y que vamos saliendo. Y ello está en el haber del Gobierno. Con toda claridad y sin tapujos. De sus errores, de sus fracasos y de sus incumplimientos hablamos cuanto sea preciso y todos los días. De lo que luego en base a todo vote cada uno es harina de otro costal y que cada palo aguante su vela. Pero si cuando se produce el fiasco hay que señalarlo con total y absoluta crudeza me parece de estricta y mínima justicia el reconocer el acierto. España logró salvarse del abismo, de la quiebra y del embargo. De una situación, si hubiéramos sido "intervenidos", en que los recortes sufridos nos hubieran parecido fruslerías. España se está recuperando. Algo, lo que sea, pero algo, habrán tenido que ver con ella quienes nos gobiernan. Lo mismo que "algo" tuvieron que ver con ello quienes nos dejaron enfilados y acelerando en la deriva hacia el desastre

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

No es Rajoy, es el Estado de Derecho

por Francisco Muro de Iscar

José Luis Gómez

La hora de Mariano Rajoy

por José Luis Gómez

Victoria Lafora

Hasta aquí hemos llegado

por Victoria Lafora

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies