Jordi, el "don", la sua strana famiglia y la independencia.

Actualizado 04/07/2015 0:22:21 CET

MADRID, 29 Sep. (OTR/PRESS) -

La comparecencia de Jordi Pujol en el Parlament de Catalunya dejó muchas más sombras que luces. Pujol abroncó al respetable - en ese aspecto de ejercer la autoridad dialéctica con fuerza impositiva, siempre me pareció el Fraga catalán-, se encerró en una declaración de inocencia que no concuerda con los datos disponibles y pasó el trámite, amargo sin duda, sin explicar los informes de la policía que indican la posesión de increíbles cantidades de dinero fuera de España. Sin duda su empeño fue el de salvar lo que pudiera quedar de su prestigio y reputación, que no es mucho.

Así las cosas, tendremos que esperar el final de las investigaciones, las imputaciones judiciales y, en su caso, el juicio oral del ex president y de su extraña familia.

Varias consideraciones:

La comparecencia del president, verdadero padre de la causa soberanista y encarnación del patriotismo catalán, sucedió la víspera de que el president Mas convocara formalmente el referéndum sobre la independencia de Cataluña. Probablemente, su intención era eclipsar en la prensa la intervención parlamentaria de Pujol con la noticia de la consulta. Pero la realidad es que reforzó la equivalencia entre el falso patriotismo de Pujol, con la acusación permanente de saqueo de España a Cataluña, con la doble moral de quien tiene el dinero, non santo, fuera de su patria.

En esta España de corrupción generalizada en la clase política, Jordi Pujol era uno de los mitos de honestidad personal que parecía casi indestructible. La realidad es que Jordi Pujol y Marta Ferrusola, su esposa, han actuado, sin utilizar violencia física, como una clásica familia de la mafia calabresa.

El origen de la inmensa fortuna de esta familia, que fuentes policiales cifran en más de 500 millones de euros, procede, y no puede ser de otro modo, de comisiones ilegales. Algunas de ellas pagadas por empresas que querían deslocalizarse de Cataluña. Varios de los hijos de Pujol, entre ellos Oriol Pujol, que era. hasta hace poco, secretario general del partido CiU, se dedicaban a cobrar favores en función de su posición política en Cataluña.

En la segunda parte de El Padrino, Michael Corleone asiste al bautizo solemne de uno de sus hijos, al mismo tiempo que sus sicarios, eliminaban cruelmente a todos sus enemigos dentro de la mafia. La religión católica era compatible con el crimen organizado.

Salvando las distancias, que no son pocas en la utilización de la violencia y el asesinato en las prácticas de la mafia, con los métodos de la familia Pujol, se puede establecer que para la strana famigllia del expresident, no había reparo en proclamar el monopolio del patriotismo catalán, una suerte de religión laica, con las prácticas corruptas. Religión es a Mafia como patriotismo es a la famiglia del "don" Pujol.

Así las cosas, se puede confirmar la definición de "patriotismo" como la bandera en la que se han envuelto muchos canallas a lo largo de la historia.

OTR Press

Fermín Bocos

La foto borrada

por Fermín Bocos

Pedro Calvo Hernando

Barcelona: culpa de todos

por Pedro Calvo Hernando

Fernando Jáuregui

Ella

por Fernando Jáuregui

Julia Navarro

Sin futuro

por Julia Navarro

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies