Facilitar la contratación

Actualizado 15/05/2013 14:00:17 CET

MADRID, 15 May. (OTR/PRESS) -

El Gobierno parece que se niega a estudiar la posibilidad de implantar en España un contrato laboral único, indefinido, que acabe con la dualidad actual entre fijos y temporales. El rechazo ha venido tanto del propio Mariano Rajoy como de la ministra de Empleo. Han sido bastante tajantes. Incluso se habla de su posible inconstitucionalidad.

El rechazo de los sindicatos no sorprende. Cualquier cosa que suene a movimiento les aterra. A mí personalmente no me parece mal. Ya decenas de economistas de este país, de todos los colores, clamaron en su día por este tipo de contrato. Qué tiempos. Entonces, España no llegaba ni a los cuatro millones de parados. Igual nos habríamos ahorrado todo lo que ha venido después.

El caso es que mientras esto se discute, la mitad de los jóvenes de este país no trabajan. Se ha modificado la salida del mercado de trabajo, pero hay que cambiar la entrada, la contratación. No sólo habría que bajar los impuestos a autónomos y PYMES y las cotizaciones sociales sino facilitar la contratación de todo tipo en función de las necesidades de las empresas. ¿Cuántos jóvenes darían lo que fuera por tener un trabajo aunque fuera por horas, por días, por quincenas? Para muchos sería una forma de entrar en el mercado laboral, algo que muchos ni han probado.

No entiendo la fulminante negativa del gobierno a estudiarlo. Queramos o no el trabajo para toda la vida en una empresa se ha acabado para las nuevas generaciones. Lo que no se debe acabar en su inserción en el mercado laboral, incluso su compaginación con el estudio. Yo creo que merece una pensada y no ponerse al lado de los sindicatos que tienen alergia a todo lo que huele a moderno y sobre todo a lo que creen que van a dejar de manosear y de intermediar. Espero que el gobierno tenga razones de más peso que no sea no cabrear a los grandes sindicatos.

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

Una gran nación

por Francisco Muro de Iscar

Victoria Lafora

Raca, raca...

por Victoria Lafora

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies