Más empleo y libertad económica

Contador
Publicado 08/11/2017 8:00:15CET

MADRID, 8 Nov. (OTR/PRESS) -

El Partido Socialista ha propuesto una reforma fiscal con el objetivo último de subir los impuestos. Los socialistas hablan nada más y nada menos que de pegar un hachazo impositivo de 30.000 millones y situar la presión fiscal en el 41 por ciento del PIB. La excusa es que España tiene un problema de ingresos y el caramelo es que de ningún modo la subida de impuestos afectaría directa o indirectamente a las clases medias y trabajadoras de España. Y aquí están como siempre las trampas.

España tiene un problema de ingresos o sigue gastando como si no tuviera un problema de ingresos que se agravó con la crisis, con la caída de la recaudación por partidas como el desempleo, los intereses de la deuda, y por el descenso brutal del consumo y el parón del sector inmobiliario. ¿Qué tal si solucionamos esta brecha recortando gastos en subvenciones, en estructuras paralelas y otras partidas que nadie se ha puesto a revisar? ¿Por qué no un presupuesto base cero? Cada año partimos de cero y revisamos partida a partida y se excluyen o suben lo justo y no se suben un tanto por ciento sin más como ocurre ahora.

Claro que este gobierno ha subido impuestos y ha recortado gasto, pero sigue sin hincarle el diente a numerosas partidas que se repiten año tras año y a las que nadie les sigue la pista. Ahora viene el PSOE con la cantinela de siempre, vamos a subir impuestos a la clase alta. No se lo crean. Las subidas de impuestos acaban afectando a todos. ¿Quién y dónde se pone el listón de la clase media? ¿Se van a quedar los ricos aquí esperando a ver cómo los esquilman o se llevarán legalmente su dinero a otros países o lo invertirán en instrumentos más rentables y menos agresivos tributariamente? Se ha vuelto a demostrar que lo mejor para aumentar los ingresos no es subir los impuestos sino crear empleo, facilitar la vida a los autónomos y empresas, aumentar la libertad económica. El PSOE demuestra una vez más que sigue parámetros trasnochados y podemitas.

Para ello, apuesta con una subida "de modo también selectivo a la convergencia de tratamiento entre rentas de capital y trabajo en el IRPF, al Impuesto de Sociedades, a la fiscalidad verde, aunque aminorada en sus efectos regresivos para las menores rentas, y a los impuestos de Patrimonio y Sucesiones -aunque estos últimos no son abordados en este documento-.

Además, según el plan presupuestario, el PSOE contempla que "más de la mitad de estos ingresos extras a ser recaudados a lo largo de los próximos años habrán de ser canalizados (mediante un reparto adecuado de impuestos, vía transferencias o mediante el fondo de nivelación) a las Comunidades Autónomas de modo que estas vayan resolviendo el problema crónico de insuficiencia financiera que tienen en la actualidad para hacer frente a la provisión de los servicios públicos en virtud de las competencias que tienen transferidas".

En total, el PSOE asegura que "los ingresos extraordinarios que proponemos en este documento, que ascienden a 12.500 millones de euros, servirían para emprender nuevas políticas complementando las partidas que consideramos prioritarias tanto en el gasto social como respecto al gasto en modernización del tejido productivo, de acuerdo con los tres elementos básicos de nuestro modelo económico alternativo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies