Carmen Tomás.- Desde el parqué.- Mirando a Estados Unidos

Actualizado 06/12/2009 13:00:21 CET

MADRID, 6 Dic. (OTR/PRESS) -

La Bolsa española se ha subido a la ola de los buenos datos que ofrece la economía norteamericana. El IBEX logró cerrar la semana por encima de los 12.000 puntos, a tan sólo dos de su máximo anual, con una subida del 2,2 por ciento. Los datos de paro y de pedidos de fábrica han sido valorados muy positivamente en Estados Unidos y aunque aún muy pocos se atreven a aventurar que significará una subida de los tipos de interés, no cabe duda de que la economía se endereza. Claro que es pronto, pero otros estamos aún peor.

Esta semana se publicaban los datos de paro registrado del Ministerio de Trabajo, en absoluto fiables, que hablaban de otros 60.600 parados. Más seguridad ofrecen los proporcionados por Eurostat y que aseguran que en España rozamos los 4,5 millones de desempleados y que tan sólo Letonia nos supera de toda la Unión Europea. La tasa de paro es del 19,3 por ciento de la población activa, el doble de la media y bastante más si nos comparamos con países como Alemania o Francia donde ya la recuperación es un hecho y se están creando empleos. En España, mientras hemos estado toda la semana dándole vueltas al anteproyecto de ley de Economía Sostenible y ahora a la estrategia, compromisos a 18 meses del presidente del Gobierno que sin embargo no se concretan y que desde luego no contemplan algo tan fundamental como un severo plan de austeridad en el gasto público. Es más, estos proyectos contemplan un gasto de 25.000 millones de euros.

En fin, que no se ve ningún plan que tenga que ver con las necesidades perentorias de la economía española y que afectan a empresas y trabajadores. La bolsa, en todo caso, va por otros derroteros. Prefiere fijarse en cómo lo están haciendo otros y ya veremos cuándo descuentan que España esté en todas las previsiones a la cola de la recuperación de la actividad y del empleo.

OTR Press

Esther Esteban

Aaron ya descansa en paz

por Esther Esteban

Fermín Bocos

Felipe y Aznar

por Fermín Bocos

Antonio Casado

Incomparecencias

por Antonio Casado

Fernando Jáuregui

Todo es subsanable, presidente

por Fernando Jáuregui