Las quitas de Montoro

Publicado 04/02/2018 8:00:13CET

MADRID, (OTR/PRESS)

La propuesta de perdonar parte de la deuda que vía FLA deben las Comunidades Autónomas y que ha lanzado el ministro de Hacienda parece que no cuenta con el aval del Gobierno. El miércoles en el Congreso de los Diputados, Cristóbal Montoro lanzó la idea de que había que empezar a pensar alguna solución para la deuda de las CCAA que están infra financiadas. La traducción de sus palabras fue inmediatamente que igual había que ir pensando en hacer una quita, a perdonar, una parte de esa deuda, porque va a ser muy difícil que el Estado recupere los más de 250.000 millones de euros que desde 2012 y hasta 2017 han sido inyectados a las CCAA a través del mecanismo del FLA. "Hay que ver, dijo Montoro, qué parte de esa deuda corresponde a insuficiencias del sistema de financiación actual".

Para el futuro, y en el marco de las negociaciones para reformar el sistema actual de financiación de las Comunidades Autónomas, el ministro propone un sistema más sencillo con un monto principal que asegure la financiación de Educación, Sanidad y Servicios Sociales protegido de los ciclos económicos y un sistema de corresponsabilidad fiscal que cubra los servicios adicionales que cada CCAA quiera proporcionar a sus ciudadanos. Es decir, si Andalucía, por ejemplo, quiere ofrecer un servicio de vigilantes de playas pues habrá de pagarlo con recursos nuevos en forma de impuestos que habrá de explicar a sus ciudadanos. En todo caso, cualquier negociación de la nueva financiación autonómica está supeditada a que Cataluña tenga por fin un gobierno con el que se pueda negociar en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Y, desde luego, la propuesta del ministro de Hacienda primero tendrá que ver la luz en el consejo de ministros y, como digo, de momento no parece que sus colegas de gobierno la vayan a aprobar, al menos de momento. Así que habrá que esperar. Hay que tener en cuenta que prácticamente todas las CCAA se sienten agraviadas con el sistema de financiación autonómico que, por cierto, aprobó Zapatero con Mas para favorecer a Cataluña (ahora se quejan amargamente como si se les hubiera impuesto). En ese esquema de Montoro, la más perjudicada sería Madrid, así que ya tenemos diversas batallas a la vista, porque obviamente Cristina Cifuentes no se va a quedar de brazos cruzados y los demás, tampoco.

 

OTR Press

Esther Esteban

Barcelona un año después

por Esther Esteban

Fernando Jáuregui

¿Víctimas?¿Qué víctimas?

por Fernando Jáuregui

Rafael Torres

La mala obra pública

por Rafael Torres