El "sanchismo" se radicaliza

 

El "sanchismo" se radicaliza

Publicado 31/05/2017 8:00:30CET

MADRID, 31 May. (OTR/PRESS) -

Pedro Sánchez ganó las primarias y ahora prepara junto a sus más fieles su programa, el rumbo que quiere darle al PSOE. Parece claro por lo dicho tanto por él como por sus colaboradores que los socialistas van a girar a la claramente a la izquierda, pero radical. A pesar de que su gurú económico se afana una entrevista tras otra en vendernos que van a una socialdemocracia seria, se puede decir sin ambages que se "podemizan" y que de seriedad nada de nada. Para la fotocopia ya está el original Podemos. Estamos hablando de subir impuestos eufemísticamente a los ricos, de las 35 horas de trabajo semanales, de poner el SMI en los 1.000 euros, de sindicalización de las empresas, banca pública y renta básica. Estamos hablando en definitiva de muchas de las medidas que no han funcionado y que han llevado al fracaso absoluto a la socialdemocracia en Europa.

Manuel Escudero, que así se llama el gurú económico de Pedro Sánchez, habla de una revisión a fondo de la fiscalidad que grava la riqueza y el patrimonio. Hay que decirle que compare las circunstancias y resultados económicos de Andalucía y Madrid. La primera con unos impuestos muy altos, los más altos de España junto con Cataluña y los resultados de recaudación, crecimiento y empleo. Y es que al final no nos engañen ni nos engañemos, la subida de impuestos siempre alcanza a los mismos que es donde está la mayor base de ingresos. Además, ya se sabe que los grandes patrimonios no tienen problema en irse del país y tributar en otro lado. Sólo hay que recordar lo que pasó en Francia. También por cierto con las 35 horas de trabajo semanales.

Está casi todo inventado y probado y hay ya mucha experiencia y argumentos para rebatir que impuestos más altos, lejos de favorecer el estado de bienestar de todos, acaba en un mayor reparto, pero de pobreza. Y, por supuesto, que daña la inversión y por tanto la generación de puestos de trabajo. El señor Sánchez quiere seguir por el camino equivocado y que volvamos a la casilla de entrada en la crisis, cuando ahora todos los indicadores se han dado la vuelta y hay que afianzar el crecimiento. Los salarios, además, no se fijan por ley. Todo el mundo quiere mejores salarios, pero eso sólo se consigue aumentando la productividad, y no depende precisamente del BOE. Perseverar en el error puede acabar con el PSOE.

OTR Press

Esther Esteban

Esos locos bajitos

por Esther Esteban

Fermín Bocos

Fuera van ganando

por Fermín Bocos

Charo Zarzalejos

Sin derecho a la sorpresa

por Charo Zarzalejos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies