ZP o la política del avestruz.

Actualizado 10/06/2009 14:00:45 CET

MADRID, 10 Jun. (OTR/PRESS) -

El presidente del Gobierno que se empeñó y se implicó hasta las cachas en la campaña de las elecciones europeas celebradas el domingo cree que no tiene que sacar ninguna lección de la derrota infringida por el PP. No dio la cara en público la noche electoral. Ni siquiera compareció ante la opinión pública tras la reunión del comité ejecutivo de su partido del que es secretario general. Zapatero que cuarenta y ocho horas antes de abrirse los colegios electorales confesó en televisión "siento que me juego algo" dejó solo a su candidato López Aguilar y a su tercera para hacer el análisis de los resultados.

Los socialistas creen que la derrota ha sido dulce y que no hay que cambiar nada. La culpa se la echan a la crisis económica y se consuelan falseando la realidad al decir que todos los gobiernos de Europa han salido mal parados. Precisamente, el diario Expansión revela que ni el paro ni la caída del crecimiento económico explican por si solos los resultados. De hecho, la Comunidad de Madrid donde la ventaja del PP es de 13 puntos, ofrece el mejor dato de PIB y el desempleo es menor que la media. Sin embargo, en Canarias se ha castigado menos al PSOE a pesar de ser la comunidad con más tasa de desempleo de España.

Una amplia mayoría de ciudadanos no han tragado con los mensajes del miedo y se han dado cuenta de que los socialistas no son capaces a pesar de lo dicho en la campaña de sacarnos de la crisis. Es obvio que no ha calado lo de que las políticas liberales de la derecha nos han conducido a esta crisis, ya que han apostado por la derecha para sacarnos de ella. Y si todas estas reflexiones elementales no consiguen movilizar a Zapatero que Dios nos asista. El presidente parece decidido a no cambiar la política económica. Está empeñado en que aún no hemos visto los resultados de sus medidas y que su "suerte" nos sacará de esta crisis. No es eso desde luego lo que piensan la mayoría de los analistas quienes, cada vez de forma más contundente, tienen claro que sin reformas profundas y aumentando descomunalmente el déficit público y el endeudamiento no saldremos del fango. Y lo que es peor, podemos pasar un tiempo arrastrándonos sin crecer y por tanto sin crear empleo y con cinco millones de parados.

El PP, que obviamente ha ganado las elecciones, tampoco debe caer en la complacencia y aprovechar la pérdida de confianza de Zapatero, su soledad en el Congreso y en Europa y desde luego su falta de respuestas a la crisis para trabajar, trabajar y trabajar. Los ciudadanos tienen que ver que hay alternativa, ideas, proyecto y que como ha demostrado Esperanza Aguirre con hechos se puede hacer otra política económica que nos saque de la crisis y nos fortalezca para el futuro.

OTR Press

Pedro Calvo Hernando

Entre Lleida y Sijena

por Pedro Calvo Hernando

Fermín Bocos

El día después

por Fermín Bocos

Esther Esteban

El expolio de Sijena

por Esther Esteban

Julia Navarro

Escaño cero "Jerusalén"

por Julia Navarro

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies