Ni subimos ni bajamos.

 

Ni subimos ni bajamos.

Actualizado 12/05/2013 14:00:58 CET

MADRID, 12 May. (OTR/PRESS) -

La bolsa española después de unas semanas de alegría se ha quedado literalmente parada. Ni las buenas condiciones de la última subasta de deuda pública, ni la referencia bursátil alemana y norteamericana, ambas en máximos históricos, han logrado mover al IBEX del nivel de los 8.500 arriba, abajo. Tampoco los inversores se dejaron apabullar por la oferta lanzada por el BCE de estudiar la compra a las entidades financieras del sur de Europa de paquetes de crédito de pequeñas y medianas empresas para que puedan obtener nuevo crédito. Para los expertos lo ocurrido en la bolsa es una mera recogida de beneficios tras muchas sesiones al alza. Parece que a los inversores no les acaba de volver la confianza. El diferencial con el bono alemán a 10 años no baja del 4 por ciento.

Muy interesante ha sido el informe publicado por el servicio de estudios del BBVA en el que se insta al gobierno a bajar los impuestos directos y a seguir con las reformas. Es verdad que empeora sus previsiones para este año, pero también asegura que en 2014 volverá el crecimiento y poco a poco el empleo. Interesante el dato de que la moderación salarial lograda el año pasado nos ha ahorrado más de 60.000 empleos. Dice el BBVA que de haberse logrado este acuerdo desde 2008 se hubieran dejado de perder un millón de puestos de trabajo.

El Gobierno tiene de forma inmediata dos frentes que atender y los dos prioritarios. La aprobación de la Ley de Calidad de la Enseñanza, de la que incomprensiblemente se ha aplazado su aprobación quizás varias semanas, y debatir con la CC.AA. la nueva financiación. El hecho de que España haya logrado un respiro de dos años para cumplir con el objetivo de déficit del 3 por ciento quiere ser aprovechado por algunos, con más ahínco quien peor lo ha hecho, para flexibilizar los objetivos del gobierno con las CC.AA. Los que han cumplido con mucho esfuerzo para sus ciudadanos no están por la labor de que los que peor lo han hecho, ahora logren ventaja. "Ningún ciudadanos se va a quedar sin servicios públicos esenciales". Es lo que dice el gobierno, aunque algunos interpretan, incluso en el PP, que un déficit. a la carta igualaría a los que lo hacen bien con los que no, que en realidad daría lo mismo esforzarse o no. Un asunto espinoso que el gobierno deberá despejar cuanto antes. Parece que Montoro se ha puesto firme ante Cataluña. Veremos qué ocurre en los próximos días.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies