El auge de Ciudadanos

Publicado 16/01/2018 8:00:14CET

MADRID, 16 Ene. (OTR/PRESS) -

Dos encuestas publicadas estos últimos días en los diarios El País y ABC coinciden en señalar que si hoy se celebraran elecciones generales, Ciudadanos sería el partido más votado, superando por primera vez al PP, al PSOE y a Podemos, aunque debido a la ley d'hont, en el reparto de escaños saldrían beneficiados los populares, que obtendrían en torno a 100 diputados -actualmente tienen 137-, el PSOE estaría en una horquilla de 93-95 (85 en la actualidad) y Ciudadanos en torno a los 90, cuando actualmente tiene 32. Podemos sufriría un auténtico descalabro al obtener entre 40-42 escaños, casi la mitad de los que tiene en el momento presente. Y aunque como se dice habitualmente, las encuestas son solamente una foto fija del momento en el que se realizan, qué duda cabe que el hecho de que el partido presidido por Albert Rivera salga como vencedor en las mismas, es una noticia de primera magnitud que pone patas arriba el tablero político nacional. Lógicamente el partido que debería estar más preocupado por el resultado de estas encuestas es el PP que ve como la relativa cómoda posición que gozaba como fuerza política más votada desde las elecciones generales de 2011 está ya seriamente amenazada por el partido naranja. Este ascenso de Ciudadanos se explica no solamente por el magnífico resultado cosechado en Cataluña el pasado 21 de diciembre donde la candidatura de Inés Arrimadas fue la más votada, aunque tenga prácticamente imposible formar gobierno. Hay más claves para entender este ascenso. Ciudadanos ha sabido hacerse con algunas de las banderas que hasta hace muy poco tiempo eran patrimonio del PP; por ejemplo, en la recta final de la crisis suscitada por los independentistas catalanes, Ciudadanos supo conectar mucho mejor que los populares con el patriotismo constitucional que se suscitó en toda España y que tuvo como muestras prácticas diferentes manifestaciones en defensa de la unidad nacional o la colocación de banderas de España en muchos balcones. La aplicación timorata y tarde por parte de Rajoy del artículo 155 de la Constitución, fue percibida como una muestra de debilidad del actual Presidente del Gobierno. En teoría quedan más de dos años para la celebración de elecciones generales, aunque el Presidente del Gobierno tiene la potestad constitucional de adelantarlas. De momento, otra prueba de fuego serán las elecciones europeas, municipales y autonómicas que se llevarán a cabo en la primavera del próximo año, con batallas políticas muy importantes, como Madrid y Valencia. Si en esas elecciones, Ciudadanos consigue unos buenos resultados y el PP no es capaz de recuperar algunas de las plazas perdidas en el 2015, el partido de Rivera se colocará en una muy buena posición para aspirar a todo en las próximas elecciones generales.

 

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

Fatiga de volver

por Francisco Muro de Iscar

José Luis Gómez

La rana y el escorpión

por José Luis Gómez

Victoria Lafora

Aparten de mí este cáliz

por Victoria Lafora