La decisión olímpica.

Publicado 06/09/2013 12:00:12CET

MADRID, 6 Sep. (OTR/PRESS) -

Este sábado, en torno a las diez de la noche, se conocerá definitivamente si Madrid será o no sede de los Juegos Olímpicos en el verano del 2020. El actual Presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), el belga Jacques Rogge, que dejará su cargo el próximo 10 de setiembre, será el encargado de comunicar "urbi et orbi" esa decisión desde Argentina, después de que hayan emitido su voto los cerca de cien miembros del COI que tienen derecho a ello. Estambul y Tokio son los dos rivales de Madrid, aunque todos los expertos apuntan a que, en la práctica, el único gran contrincante de nuestra candidatura será la capital japonesa.

En estas horas previas a conocerse la decisión definitiva, se ha vuelto a reabrir en la opinión pública un debate recurrente, a mi modo de ver completamente estéril, sobre la conveniencia o no de que Madrid sea la ciudad adjudicataria de los Juegos. Digo estéril, porque poniendo en una balanza los elementos positivos y negativos de tal adjudicación, hace falta estar muy ciego para no ver que los primeros superan ampliamente a los segundos.

Cuando, como es el caso de la candidatura de Madrid, la mayor parte de la inversión en infraestructuras e instalaciones ya está hecha -debido a los dos anteriores intentos fallidos de ser ciudad olímpica- apelar a la inconveniencia de unos Juegos en tiempo de crisis económica, parece algo fuera de lugar. Muy al contrario, aparte de que no es aventurado pensar que la remontada económica, aunque con toda la prudencia que se quiera decir, ya ha comenzado y se consolidará en los próximos meses, un evento como unos Juegos Olímpicos siempre es una fuente de generación de riqueza y de creación de empleo, tanto para la ciudad que los disfruta como para un entorno geográfico mas amplio. Es decir, toda España y no sólo Madrid se verían beneficiada.

Por no hablar del "chute" de autoestima y de ánimo colectivo que produce en la sociedad un acontecimiento de este tipo y que queda reflejado claramente en todas las encuestas que se han hecho al respecto. Quizás conscientes de todo esto, las diferentes Instituciones y sus máximos responsables han cerrado filas en torno a la candidatura de Madrid, también para dar una imagen de unidad que siempre es un factor muy valorado por los miembros del COI. El Príncipe de Asturias lleva en Argentina una semana haciendo "lobby" a favor de Madrid 2020 y el sábado también estará en Buenos Aires el Presidente del Gobierno, amén del Presidente de la Comunidad de Madrid y la Alcaldesa de la capital. En definitiva, se ha hecho un buen trabajo, se han aunado esfuerzos, Madrid se merece unos Juegos Olímpicos y ahora solo cabe esperar al sábado por la noche. Que Dios y el COI repartan suerte.

OTR Press

Isaías Lafuente

¿Libertad secuestrada?

por Isaías Lafuente

Antonio Casado

La fuga de Gabriel

por Antonio Casado

Rafael Torres

El exilio suizo

por Rafael Torres

Francisco Muro de Iscar

Las "otras" Españas

por Francisco Muro de Iscar