Cayetano González.- El pacto PSOE-UPyD.

Actualizado 18/05/2012 14:00:38 CET

MADRID, 18 May. (OTR/PRESS) -

Unión Progreso y Democracia (UPyD) -el partido liderado por Rosa Díez- ha decidido dar su apoyo, decisivo en este caso, al PSOE en Asturias, por lo que el candidato de este partido, Javier Fernández, será proclamado el próximo miércoles presidente de la Junta del Principado en detrimento del candidato de Foro, Francisco Álvarez Cascos. Un empate a 22 escaños entre el bloque de izquierda (PSOE-IU) y el de derecha (Foro-PP) convertía al único diputado que obtuvo UPyD en la clave para inclinar la balanza hacia un lado u otro del mapa político asturiano.

No es la primera vez que los votos de UPyD son decisivos para determinar el gobierno de algunas Instituciones. Tras las elecciones municipales de hace un año, en varios ayuntamientos de cierta relevancia de la Comunidad de Madrid, el partido de Rosa Diez decidió apoyar a los candidatos del PP a alcaldes de esas localidades, aunque es verdad que el caso de Asturias era el primero que se planteaba para el Gobierno de una comunidad autónoma. Al final, UPyD, un partido situado ideológicamente en el centro-izquierda, pero con una base electoral alimentada por un buen número de votantes procedentes de una derecha desencantada con el PP ha optado por dar el gobierno de Asturias al PSOE, partido que por otro lado fue el más votado con una diferencia importante tanto en escaños como en votos con respecto al siguiente, el Foro Asturias.

Como ha denunciado el líder de Foro, el ex"general secretario" del PP y exvicepresidente en el primer Gobierno de Aznar, Francisco Álvarez Cascos, su antiguo partido no ha dado facilidades para alcanzar un pacto. Parece claro que en el PP nacional y asturiano ha primado más la voluntad de impedir a toda costa que su antiguo compañero de filas volviera a ser presidente de Asturias que a propiciar un entendimiento sincero entre las dos formaciones del centro-derecha. En el PP hacen el cálculo que mandando a Cascos a la oposición, su futuro político y el de la formación que fundó hace algo mas de un año tras su salida de las filas populares es algo más que incierto. Pero ya se sabe que estos cálculos a veces se vuelven en contra de quien los permite o promueve.

Al menos, la incertidumbre política que pesaba sobre Asturias -y que llevó la pasada semana al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, a amenazar, en un tono algo chulesco, con la intervención de las cuentas públicas del Principado- ha quedado despejada merced al pacto del PSOE con UPyD al que también se sumará IU. Otra cosa es que esta sea la mejor opción para el futuro de los asturianos en los actuales tiempos de profunda crisis económica que estamos viviendo. Pero los resultados que arrojaron las urnas fueron tan fragmentados que no había muchas opciones intermedias: o un gobierno de izquierdas o uno de derechas. La llave, UPyD, ha optado por el primero. El tiempo dirá lo acertado o no de esta decisión.