ZP, el elegido

 

ZP, el elegido

Actualizado 23/03/2008 1:00:34 CET

MADRID, 23 Mar. (OTR/PRESS) -

Durante estos días en los que los móviles han funcionado sin parar y en todas las direcciones, Rodríguez Zapatero, el elegido, habrá tomado conciencia de su triunfo. Un triunfo indiscutible propiciado, en gran medida, por todos los sectores de izquierda que han visto en él, con mayor o menor entusiasmo, su referente. Su único referente. Además, Rodríguez Zapatero, el elegido, ha logrado un partido en el que no hay nadie que le chiste. Por mucha imaginación que se le eche será muy difícil lanzar un nombre, un solo nombre, que se atreva a levantar la voz ante los planes del Presidente.

Tiene, el Presidente, todo el campo para él. Ni Bono está en condiciones de decir esta boca es mía. Los resultados en Toledo no son los que el PSOE esperaba. Así las cosas y sin contrapeso interno alguno, por mucho que Montilla o Patxi López pidan la vez para hablar, Rodríguez Zapatero, el elegido, debe dar inicio a una legislatura en la que no va a sobrar el dinero y si muchos parados y ello con el compromiso de crear dos millones de empleos.

En estas tendrá que hacer efectivo el sistema de financiación catalán, que no es cosa pequeña, y además tendrá que recurrir a la magia, de la que tantas veces se ha valido, para llegar a un pacto estable con el PNV que se está pensando si coayuda para echar del poder municipal a los electos de ANV y que ayer lanzó el manifiesto del Aberri Eguna -Dia del Partido- que se celebra hoy, Domingo de Resurrección. Proponen los nacionalistas un pacto de fondo desde la perspectiva del derecho a decidir.

El "elegido", que ya lo es de todos, tiene que gestionar su propia herencia en la que, de momento, sólo hay dos certezas: Una, que Solbes es algo así como la esperanza blanca y, dos, que el PP no es ese partido de fachas al borde del abismo. Infravalorar al principal partido de la Oposición -en realidad, el único- es un error sólo comparable al de creer que esta nueva legislatura de Zapatero va a durar dos asaltos. El PP es mucho PP y Zapatero, el elegido, mucho Zapatero.

Charo Zarzalejos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies