Ya estamos todos

Actualizado 10/05/2007 2:01:00 CET

MADRID, 10 May. (OTR/PRESS) -

Las dos polémicas del momento discurren cuesta abajo y sin frenos, con los dos grandes partidos del país llamándose "mentirosos" a la cara con todas las letras y los ciudadanos, como en el tenis, mirando a derecha a izquierda detrás de la bola. Aunque más que una partida de tenis, a mí esto me recuerda una mala comedia de enredo, de esas que, se abra o se cierre la puerta que se abra o se cierre, siempre sabes quién va a salir o entrar por ella, qué es lo que va a decir, y hasta el final del chiste que va a contar... con una única excepción: la entrada en escena del mismísimo Rey.

El famoso papel no oficial contra el presidente del BBVA que el vicepresidente económico Solbes admitió por la mañana - y desmintió por la tarde - que la Oficina Económica del Gobierno envió a la CNMV cuando el dimitido Conthe dirigía este organismo y el hoy candidato socialista a la alcaldía de Madrid Miguel Sebastián dirigía esa Oficina, según el Gobierno no existe y según el PP sí. Y la famosa sentencia del Supremo sobre la ilegalización de las candidaturas del último disfraz de Batasuna, ANV, que el Gobierno le ha dejado ilegalizar, según el PP es un varapalo al Gobierno de los que hacen época, y según el Gobierno, avala sus tesis y su posición sobre el particular.

Aunque la realidad suele ser más bien gris y admite millones de matices y tonos, el signo de la actual Legislatura en esto y en todo es que, lo que para el PP es blanco blanquísimo, para el Gobierno es negro negrísimo; y viceversa. La falta de respeto personal y político que ambos se profesan se ha extendido a los datos y a los hechos; y se hable de lo que se hable, la verdad, ni está, ni se la espera más allá de lo que cada cual decidamos en nuestro fuero interno dar por cierto.

Esta última reflexión me parece especialmente aplicable a la sorprendente y, en mi opinión, insólita declaración que hizo ayer el Rey sobre el felizmente concluido Proceso de Paz de Irlanda en un acto de la Guardia Civil. ¿Quiso echarle una mano a Zapatero al elogiar a Blair? Yo creo que sí. ¿Y apoyar el Proceso de paz con ETA? Aunque el mismo negó cualquier paralelismo, que añadiese que "hay que intentarlo" y se encogiera de hombros cuando los periodistas le preguntaron directamente si eran casos equiparables yo creo que indica que también. ¿Desautorizó con esto la posición del PP sobre el particular? En mi opinión, sí. ¿Es esto "meterse en política"? Me parece que sí. ¿Y debe el Rey meterse en política? Salvo que nos hayamos vuelto todos locos, rotundamente no.

Consuelo Sánchez-Vicente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies