Marbella madrileña

Actualizado 05/11/2006 1:00:17 CET

MADRID, 5 Nov. (OTR/PRESS) -

Ya se dijo cuando se destapó el escándalo de Marbella que Marbellas hay muchas, aunque entonces se pensaba más en la costa y nadie podía sospechar que Ciempozuelos, un pueblecito madrileño convertido en ciudad dormitorio de la capital con ambiciones de poblarse de miles de adosados para familias de clase media, estaba a punto de emular a la urbe de la Costa del Sol. Porque lo de los dos últimos alcaldes socialistas, Joaquín Tejeiro y Pedro Torrejón, es lo más fuerte en términos de corrupción destapado desde que cambiaron las páginas de las revistas del corazón por las celdas de Alhaurín los mandamases marbellíes. Por lo visto hasta ahora no sería de extrañar que los dos ex ediles tuvieran por ahí fincas, coches de lujo y hasta animales disecados como el cerebro de la trama del sur, Juan Antonio Roca. Cuarenta millones de euros, más de 6.600 millones de las antiguas pesetas, dan para mucho.

Lo que distingue a los casos Marbella y Ciempozuelos, y es para destacar, es la apatía de la fiscalía para investigar el segundo escándalo, frente a la diligencia con la que se ha puesto a trabajar sobre el primero. Pese a que el banco andorrano donde los dos socialistas fueron a depositar un millón de euros en efectivo avisó a las autoridades españolas el pasado 18 de junio de las irregularidades que había descubierto, estas no movieron un dedo hasta que el caso saltó a la portada del diario 'ABC' hace un mes. Y si algo se ha movido en la justicia desde entonces ha sido por una querella presentada por el colectivo de funcionarios 'Manos Limpias' en los juzgados de Valdemoro, que han promovido la actuación del juez que ha enviado a los dos ex alcaldes pillos a prisión; hasta que ese grupo ciudadano movió ficha la fiscalía seguía sin actuar.

En cuanto a las coincidencias de los dos casos, destaca el afán del último alcalde socialista de Ciempozuelos de hacer creer que el millón de euros en metálico que quiso depositar en Andorra procede de una herencia familiar y no de comisiones recibidas. ¿Verdad que recuerda a la versión de la marbellí, también socialista, Isabel García Marcos de que los millones que la policía encontró en su casa metidos en un saco eran producto de los regalos de boda que acababa de recibir por su entonces reciente enlace?

Curri Valenzuela

OTR Press

Antonio Casado

El rescate de Cataluña

por Antonio Casado

Esther Esteban

Matar periodistas

por Esther Esteban

Fermín Bocos

Tormenta perfecta

por Fermín Bocos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies