La jefa del clan

 

La jefa del clan

Publicado 29/04/2017 8:00:34CET

MADRID, 29 Abr. (OTR/PRESS) -

El Mundo publicaba hace poco que existe un manuscrito que acredita que Marta Ferrusola dio órdenes a la Banca Privada de Andorra (BPA) para mover parte de la fortuna familiar en el Principado. Según ese documento, la matriarca del clan transfirió 838.244 euros en julio de 2014 al Banco de Madrid y debido a ello el juez José de la Mata y la Fiscalía Anticorrupción consideran que este documento prueba que Ferrusola "disponía de los fondos" de la familia y tenía un papel activo en la gestión de la fortuna oculta en el Principado.

No teníamos pruebas, pero era un secreto a voces que el clan lo controlaba ella, que ella era la jefa y como tal mandaba, ordenaba, imponía, hacia y deshacía y aunque ahora estamos viendo que la sospecha se está convirtiendo en certeza, mucho me temo que una gran parte de ese clan familiar corrupto se va a ir de rositas, entre otras cosas, porque en todos los años transcurridos desde que se iniciaron las actuaciones judiciales se han podido destruir pruebas a mansalva .

Todo lo que ha tocado la familia del antaño Molt honorable -hoy la imagen de deshonor-, huele a corrupción y por eso entró ayer el primogénito de la cárcel. Desde que Jordi Pujol i Soley , a trancas y barrancas confesó que durante 34 años había mantenido cuentas en paraísos fiscales -según dijo, aunque nadie se lo crea, con los ingresos obtenidos por una jugosa herencia de su padre- todo ha sido un no parar en el suculento mundo de las mordidas familiares. No era como dijo Artur Más un asunto privado, en absoluto, porque ya sabemos que parte de ese dinero de los Pujol proviene de lo que su primogénito se dedicó a recaudar a modo de "mordida" durante los 23 años que su padre estuvo al frente de la Generalitat. Hoy sabemos que ese dinero o al menos en parte provenía de comisiones que se cobraron a cambio de concesiones públicas y todos dan por hecho que, además de un enriquecimiento familiar, parte de este suculento botín sirvió también para financiar a su partido, a la desaparecida CiU.

Pujol, el veterano político al que todos creímos un hombre de Estado, un componedor de alianzas y acuerdos políticos que evitó durante mas de treinta años el choque de trenes entre Cataluña y España que ahora sus sucesores quieren provocar, ha resultado ser un mentiroso compulsivo, un auténtico fiasco, que ha decepcionado a todos. Ha mentido reiteradamente y no sólo porque haya evadido impuestos y posiblemente robado a manos llenas, sino porque lo ha hecho envolviéndose en la bandera catalana y usando la senyera -ahora directamente la estelada- como escudo humano para convertirse en intocable. Ahora incluso aunque ese clan pudiera devolver el dinero, Pujol no puede devolver los años ilegítimos en que llamo a los catalanes a sacrificarse por la construcción nacional. ¿Qué entendieron ellos por sacrificio?

Alguna vez he recordado una de las últimas veces que estuve con Pujol en persona siendo aún president de al Generalitat. Nos invitó a comer a Victoria Prego y a mi en la sede de presidencia y como siempre hacía cuando conversaba distendidamente con periodistas, mostró interés en como se veía desde España algunas de las cosas que más le preocupaban en ese momento: la pela y el uso del catalán.

Fue amable y educado, cosa también habitual, y sus explicaciones tenían mucho de pedagogía sobre las bondades del nacionalismo pero el que hablaba era él y nosotras escuchábamos y metíamos baza, muy de vez en cuando, aprovechando que unos de sus muchos "tics" dejaran un instante de silencio en sus monólogos. Respetábamos mucho sus opiniones de fino analista europeo y creíamos que la grandeza del personaje podía mitigar nuestra disconformidad con sus ideas.

Ahora con la perspectiva del tiempo y sabiendo lo que estamos sabiendo siento una gran de decepción personal, repugnancia intelectual y desgarro interior. No es que se me haya caído un mito -que hace mucho que para mi ya no lo era- es que al final ves que no hay referentes políticos en los que sostenerse y, aunque sigo pensando que todos no son iguales, percibes que se derrumba todo un sistema. Y también recuerdas ¡con tristeza! y un punto de sonrojo como los jóvenes que luchamos contra la Dictadura ni en las peores pesadillas pudimos intuir que la democracia que soñamos degeneraría en tal grado de corrupción y degradación en la clase política, cuya acción no solo debería ser ejemplar sino ejemplarizante.

Vemos este desfile de políticos de todos los pelajes ideológicos investigados, acusados y entrando en prisión y cuando se termina la bochornosa escena del paseíllo, no seguimos el rastro a la devolución del dinero esquilmado a las arcas públicas. Los Pujol y todos los demás tienen que ir a la cárcel pero tienen que devolver todo robado y !ha sido mucho! para dar satisfacción a los catalanes honrados que hacen que esa tierra sea próspera y grande. Políticamente está claro que una nueva etapa en Cataluña no pueden protagonizarla los mismos que han amparado y consentido tanta mentira. ¡Basta ya de corruptos!

OTR Press

Charo Zarzalejos

EL discurso que no escuchamos

por Charo Zarzalejos

Julia Navarro

¿Y qué más?

por Julia Navarro

Fermín Bocos

Venezuela hacia el abismo

por Fermín Bocos

Luis Del Val

Cinismo español

por Luis Del Val

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies