Poder absoluto en un tuit

Publicado 28/01/2017 8:00:32CET

MADRID, 28 Ene. (OTR/PRESS) -

En el mundo de las astracanadas y los excesos todo vale. Hasta los temas más importantes que pueden poner en riesgo el frágil equilibrio de las potencias mundiales se solventan con un tuit. Este es uno de los últimos episodios de la era Trump, que no para de soltar coces en 140 caracteres.

"Si México no quiere pagar por el muro que se necesita seriamente, sería mejor cancelar la próxima reunión", escribió Trump en Twitter, refiriéndose a un encuentro previsto con Peña Nieto, que resultaba de gran interés político en los tiempos que corren. Poco después, el presidente mexicano le contestaba, también a través de Twitter, que no asistirá a la reunión programada. Y añadió intentando diplomáticamente templar gaitas y utilizando el mismo canal que "México reitera su voluntad de trabajar con los Estados Unidos para lograr acuerdos en favor de ambas naciones".

Trump tiene una hiperactividad de adolescente histérico en esto de las redes y no para de colgar tuit, todos de "gran intensidad" que deben ser poca cosa para este señor que nos va a traer de cabeza. Este es otro ejemplo: "Estados Unidos tiene un déficit comercial con México de 60.000 millones de dólares". Además en un medio tan apropiado, tan serio como el del "pajarito" ha dicho cosas como que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), del que forman parte México y EEUU junto con Canadá, ha sido "unilateral" desde el principio, con el resultado de "números masivos de empleos y compañías perdidas".

Claro que está locuacidad en las redes sociales se la quiere reservar solo para él. El gobierno recién llegado ha prohibido a agencias y organismos federales dirigirse directamente al público, ya sea por la prensa o a través de las redes sociales. Es el caso de la EPA, la Agencia de Protección estatal de Estados Unidos que es la organización encargada de aprobar y mantener leyes que regulan, por ejemplo, las emisiones de dióxido de carbono, principal responsable del cambio climático. Con la llegada de la nueva administración ha visto como se congelaban sus presupuestos y subvenciones y ahora sus empleados tienen prohibido hablar de ello con la prensa o en las redes sociales, según ha informado The Guardian.

Esto ya era ocurrió en el USDA, el Departamento de Agricultura estadounidense. A sus empleados se les instruyó a no revelar documentos públicos como "comunicados de prensa, fotos, hojas informativas, noticias y contenido de medios sociales" hasta "nuevo aviso". En resumidas cuentas que el hombre más poderoso, que no más grande de la tierra, quiere transparencia solo para sus bravuconadas y que estás tengan un evidente sesgo ideológico.

Esto es lo que hay y los bienpensantes que creyeron que no se atrevería a poner en marcha las cosas excéntricas con las que amenazaba en su campaña se equivocaron de parte a parte. La primera semana de su mandato está siendo agotadora, nefasta en términos políticos y absolutamente inquietante, populista y radical en términos ideológicos.

Eso por no entrar en la consideración, que tiene por los periodistas contra quienes no pierde ocasión de mostrar su más absoluto desprecio, como le suele ocurrir a los "tiranos" de todos los tiempos. Antonio Lucas escribía el otro día, con gran elocuencia, que "Trump parece ser de los que consideran a los periodistas unos muertos de hambre, farfolla dinamitera, petimetres balanceándose en una moral incapaz de derrumbar fácilmente al señor de los huevos de oro. Nada detiene a un hortera alegre en lo alto del cielo. Este sucedáneo de político se apoderó de la llave del mercado y sólo le faltaba ponerse al timón de un país para rematar su trayectoria, cambiando el veneno de los negocios por el puñal de las órdenes ejecutivas".

Le copio al colega la reflexión y lo suscribo letra a letra. La pregunta es ¿qué hemos hecho para merecer esto?. Pero vamos... mientras todo parece hundirse, y el horizonte pinta plagado de incertidumbres Wall Street va como un tiro ¡gran paradoja!. Total el mundo del nuevo presidente americano se concentra en 140 caracteres y así están las cosas.

OTR Press

Esther Esteban

Víctimas devorahombres

por Esther Esteban

Charo Zarzalejos

En clave de generales

por Charo Zarzalejos

Fernando Jáuregui

De aquí a una semana

por Fernando Jáuregui

Julia Navarro

El indulto de Iceta

por Julia Navarro

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies