La conjura de los necios

Publicado 10/06/2017 8:00:19CET

MADRID, 10 Jun. (OTR/PRESS) -

Y ahora, ¿qué? se preguntará el personal tras anunciar Carles Puigdemont, presidente de la "Generalitat", que tiene intención de convocar un referéndum el próximo día 1 de Octubre para preguntar a los catalanes si quieren que Cataluña "sea un Estado independiente en forma de República" -ésta sería la pregunta-.

La respuesta referida al período de incertidumbre que se avecina es de manual: si la Constitución asigna en exclusiva al Gobierno de España la potestad para convocar referendos, el que anuncia Puigdemont es ilegal y en consecuencia una vez recurrido por vía de urgencia ante el Tribunal Constitucional la convocatoria sería suspendida. A partir de ese momento correspondería al Gobierno que preside Mariano Rajoy tomar las medidas necesarias para garantizar el cumplimiento de la sentencia del Alto Tribunal. Todas las medidas.

La puesta en escena en la que ha sido anunciada la convocatoria estaba diseñada para aparentar la falsa unanimidad de las fuerzas políticas catalanas en la apuesta independentista. En la foto del Patio de los Naranjos (Palau de Sant Jordi) faltaban los diputados de Ciudadanos, los Comunes, el PSC y el PP, lo que equivale a decir que, como es costumbre entre los políticos separatistas, confunden deliberadamente la parte con el todo.

Puigdemont dijo que el bloque independentista lleva meses "conjurado" para tener todas las garantías que permiten que la consulta sea efectiva. Es otro engaño a sus parroquianos. Uno más de los muchos con los que llevan cinco años alimentando una ficción de realidad paralela. Saben que la convocatoria que anuncian es ilegal. Y esta vez no pueden alegar dudas puesto que ya en ocasión de aquel amago de consulta (9N,2014) el Tribunal Constitucional sentenció que el "Govern" no tiene competencias para convocar un referéndum porque esa potestad corresponde en exclusiva al Gobierno de España. Visto que Puigdemont decía estar "conjurado" para celebrar el referéndum tal parece que la suya debe ser la conjura de los necios. Necio es aquél que de manera terca y porfiada hace como que ignora lo que debía saber.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies