El fenómeno Trump

 

Firmas

Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Fermín Bocos

El fenómeno Trump

Publicado 08/11/2016 8:00:15CET

MADRID, 8 Nov. (OTR/PRESS) -

Mucha gente se pregunta cómo es posible que Donald Trump haya conseguido llegar a las puertas de la Casa Blanca. Sobre su extravagante personalidad está todo dicho. Desde nuestra perspectiva europea quizá nos falta conocimiento acerca de las características sociológicas de sus votantes. Pese a ser un multimillonario con una personalidad sin rasgos de compasión hacia los menos favorecidos por la fortuna cuenta con inopinados seguidores entre los perdedores de la sociedad norteamericana. Tiene dicho que si llega a la Presidencia suprimirá el "Obamacare", la ley que permite conseguir seguros médicos económicos y a la que se han acogido ya alrededor de diez millones de personas. Pese a ello, como decía, Trump encuentra seguidores entre los menos favorecidos. Ha conseguido meter en el mismo discurso un revoltijo de ideas que remiten a muchos de los miedos del ciudadano desinformado. Los miedos que abren el portillo a la xenofobia y al racismo. La información que nos llega señala que entre sus seguidores priman los iletrados pertenecientes a la comunidad blanca, los frustrados por culpa de su escasa suerte en la vida y aquellos -no son pocos-, que creen que primero Barack Obama y después Hillary Clinton, con sus políticas de apaciguamiento propician la decadencia de los EE.UU.

Muchos de ellos creen en el peligroso mito del "destino manifiesto" supuestamente reservado por la Historia a determinados pueblos en cumplimiento de un presunto designio de la Providencia. Uno de los lemas de campaña de Trump "Primero Estados Unidos",conecta con ese sentimiento. Es sorprendente que el fenómeno Trump esté aconteciendo en el país que tiene cuarenta y dos de las cincuenta mejores universidades del mundo. Gane o pierda, el mal ya está hecho. En los Estados Unidos de Norteamérica ya hay un antes y un después de Donald Trump.

OTR Press

Andrés Aberasturi

A Fernando Blanco, padre de Nadia

por Andrés Aberasturi

Fermín Bocos

Dos jueces

por Fermín Bocos

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies