Rajoy patina.

Actualizado 10/04/2010 14:00:40 CET

MADRID, 10 Abr. (OTR/PRESS) -

La premiosidad, las dudas, la falta de contundencia con la que Mariano Rajoy ha tratado el caso del senador Bárcenas refleja ante la opinión pública una personalidad huérfana de brío a la hora de resolver cuestiones que no admiten demora. Es sabido que Luis Bárcenas, encausado por presuntos delitos de corrupción y enriquecimiento ilícito, ya no es tesorero del PP, pero resulta que sigue siendo senador por este partido.

Y ese es el problema. Problema porque de ahí nace una pregunta que es a la que el señor Rajoy no ha sabido, podido o querido responder. Me refiero a la falta de idoneidad de Bárcenas para seguir siendo senador. En buena lógica, lo que le invalida para ser tesorero de un partido, con más razón debería incapacitarlo para ser senador en el Parlamento Español. No dejar claro -por parte de Rajoy- que su prioridad como político que aspira ¡nada menos que a gobernar España! es el servicio a los españoles, es dar a entender que para él, los intereses generales están por detrás de los particulares.

Tengo para mí que aunque hoy no pueda apreciarse porque estamos demasiado cerca de los hechos, el cierre en falso del "affaire" Bárcenas -escolio de oro del "caso Gürtel"-, en términos electorales, puede costarle caro al líder de la derecha española. Rajoy confía demasiado en la tendencia electoral que reflejan las encuestas -la ineficacia del Gobierno para atajar la crisis económica hunde a Zapatero en los sondeos- y, quizá por eso, patina sobre el hielo a la espera de que le lleven en volandas a La Moncloa.

OTR Press

Pedro Calvo Hernando

Ni Rajoy ni Puigdemont

por Pedro Calvo Hernando

Esther Esteban

Patria

por Esther Esteban

Julia Navarro

Entre las sombras

por Julia Navarro

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies