Realpolitik

 

Firmas

Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Fermín Bocos

Realpolitik

Publicado 12/11/2016 8:00:24CET

MADRID, 12 Nov. (OTR/PRESS) -

Albert Rivera, líder de Ciudadanos, está siendo criticado por haber dicho que en el transcurso de la visita oficial a Arabia Saudita.

Felipe VI debería aprovechar la oportunidad para defender los derechos humanos. Como se sabe, los viajes oficiales del Monarca los decide el Gobierno. En este acompañan a los reyes el ministro de Asuntos Exteriores (Alfonso Dastis) y el de Fomento( Íñigo de la Serna). Rivera, socio parlamentario del Gabinete Rajoy, fundamenta su declaración en un hecho irrefutable: el régimen saudí es una dictadura que no respeta los derechos humanos. Quienes critican a Rivera aducen que mantener esa posición nos cerraría las puertas de países (desde China a Cuba pasando por Irán o Egipto) con los que muchas empresas españolas o tienen negocios abiertos o mantienen lazos comerciales. En el caso de Arabia se menciona el famoso contrato para del AVE que unirá La Meca con Medina y el de los astilleros públicos Navantia para construir cinco corbetas. Es verdad. Como también lo es que Egipto compra armamento fabricado en España o que el año pasado, una vez levantadas las sanciones que pesaban sobre Irán tras la firma del tratado que controla su proyecto nuclear, un grupo de setenta empresarios españoles acompañados de tres ministros viajaron a Teherán para explorar oportunidades de negocios.

"Business are business". Es la "realpolitik". Hablar de Arabia Saudita también es hablar de petróleo y la sola mención de la palabra retira cualquier consideración ética de los discursos de los políticos. Que Rivera haya dicho lo que ha dicho habla bien del joven tribuno. Quienes le critican -ya se sabe que el cinismo es el homenaje que el vicio rinde a la virtud- sugieren que Rivera habla con soltura porque no tiene responsabilidades de gobierno. Es posible, pero conviene recordar que quienes proclamen que por encima de los intereses económicos está la dignidad de las personas, siempre tendrán razón. Aunque les llamen ingenuos.

OTR Press

Antonio Casado

Cumpleaños sin reforma

por Antonio Casado

Rafael Torres

La ahogada de Estepona

por Rafael Torres

Luis Del Val

Peor que papá

por Luis Del Val

Cayetano González

Vuelve el bipartidismo

por Cayetano González

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies