Socialismo a la baja

Publicado 13/03/2018 8:00:37CET

MADRID, 13 Mar. (OTR/PRESS) -

El hecho político más relevante acaecido en los países de la Europa occidental es el retroceso de los partidos de izquierdas. Hablo de retroceso pero lo sucedido en los recientes comicios en Francia y en Italia se asemeja mucho a un hundimiento. Un desplome que ha sepultado a dirigentes políticos tan conocidos como Manuel Valls o Mateo Renzi.

Si buscamos perspectiva podríamos decir que fue en España donde se inició la marea que amenaza con arrastrar a los socialdemócratas europeos. La primera gran derrota la sufrió el PSOE (liderado por Alfredo Pérez Rubalcaba) a manos del PP que con Mariano Rajoy a la cabeza consiguió una mayoría parlamentaria cimentada sobre las ruinas del rechazo a las políticas del Gobierno Zapatero, el dirigente que creyó que negando la crisis económica conjuraría sus devastadores efecto.

Desde entonces, con Pedro Sánchez al timón, el PSOE no levanta el vuelo. La crisis que en España favoreció la llegada de la derecha al poder, no operó de igual manera en Francia o en Italia. En la anterior legislatura los partidos socialistas liderados respectivamente por François Hollande y Mateo Renzi vencieron en las urnas. Mientras tanto, en Alemania, el SPD se mantenía como segunda fuerza política del país. Pero todo cambió en los últimos cuatro años. Las secuelas de la crisis, los atentados yihadistas y la llegada masiva de refugiados y emigrantes procedentes de Asia y África originó tensiones sociales que alteraron la brújula de los electores. En Alemania, en Francia y en Italia dio pie al crecimiento de movimientos xenófobos de corte populista frente a los que los socialistas no han sabido dar réplica o lo han hecho sin la fuerza suficiente como para conservar a su electorado.

En España, Pedro Sánchez no tiene respuesta a la pregunta de por qué los electores de los grandes países europeos le han dado la espalda a la socialdemocracia. El triunfo en Francia, de Emmanuel Macron, un político sin partido que mantiene un discurso reformista socio-liberal que ha logrado el apoyo de votantes de centro izquierda y centro derecha pone en la pista de los nuevos tiempos. Los partidos socialdemócratas o se espabilan o se les puede llevar la marea, incluyendo su mejor obra: el Estado del Bienestar, uno de los pilares del medio siglo de paz y progreso experimentado por la Europa democrática. Los pueblos no tienen memoria, los ciudadanos viven al día.

 

OTR Press

Cayetano González

El futuro del PP

por Cayetano González

Rafael Torres

El VAR

por Rafael Torres

Fermín Bocos

España puerta de Europa

por Fermín Bocos