La necesaria reflexión de Pérez-Rubalcaba

Actualizado 22/10/2012 14:00:38 CET

MADRID, 22 Oct. (OTR/PRESS) -

Ignoro quién habrá sufrido más en la noche de este domingo, si Patxi López y Pachi Vázquez, los candidatos socialistas en las elecciones vasca y gallega, respectivamente, o el secretario general del PSOE, Alfredo-Pérez Rubalcaba. Porque el desastre electoral del principal partido de la oposición y principal representante de la izquierda en España ha sido de órdago. Y esta es la primera reflexión a desarrollar sobre lo ocurrido en las urnas en el País Vasco y Galicia, donde, por supuesto, han pasado otras muchas cosas dignas de mención y de análisis.

Por ejemplo, habrá que meditar en las razones para los magníficos resultados de un Núñez Feijoo para nada afectado por los recortes que Rajoy ha efectuado en los bolsillos de todos los españoles, incluidos los gallegos. El hecho de que la alternativa fuese una 'sopa de letras' de la izquierda y de que el candidato socialista, Vázquez, fuese casi un desconocido, sin duda habrá tenido su influencia, pero el hecho es que Feijóo adquiere, con su semblante serio, un innegable peso a nivel nacional. Y el PP se ha convertido, notémoslo, en el único partido realmente nacional en España.

En el País Vasco se ha hecho evidente el desgaste del gobierno de un Patxi López que, a mi juicio, no merecía tan malos resultados. Y también, en menor grado, el del PP de Basagoiti, que también es una apuesta para el futuro de los 'populares' a nivel nacional. Y está claro que la voluntad de los electores bascula entre el nacionalismo y el independentismo, una circunstancia que Iñigo Urkullu, el próximo lehendakari, tendrá que administrar con suma prudencia. Urkullu y, naturalmente, los responsables del Gobierno central, con Mariano Rajoy a la cabeza. Rajoy tendrá que ensayar nuevas fórmulas de diálogo y procurar evitar a toda costa cualquier alianza suicida entre los peneuvistas y ese Bildu que ha alcanzado sin duda su techo, pero teniendo en cuenta que ese techo es demasiado alto para los intereses del Estado... y sospecho que también para los intereses de los vascos en general.

Y ahora, para colmo, falta Cataluña, que dentro de un mes tiene su cita con las urnas y con el futuro que, de una manera entiendo que precipitada y algo irresponsable, está diseñando Artur Mas.

¿Qué papel le toca representar en esta obra al PSOE, que apenas hace diez meses gobernaba en España? Entiendo que es urgente una conferencia nacional del partido; lo que salió del congreso federal el mes de marzo, que se cerró ya se ve que en falso, simplemente ya no vale de nada. Y eso que es de admirar el esfuerzo de Pérez-Rubalcaba por aportar algunos gramos de serenidad a las toneladas de locura que invaden la política en la vieja piel de toro.

OTR Press

Luis Del Val

Sijena, como síntoma

por Luis Del Val

Antonio Pérez Henares

Haceres y decires

por Antonio Pérez Henares

Cayetano González

¿Nuevas elecciones en Cataluña?

por Cayetano González

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies