Rompuy todo lo rompe

 

Rompuy todo lo rompe

Actualizado 03/03/2012 13:00:45 CET

MADRID, 3 Mar. (OTR/PRESS) -

Herman van Rompuy, presidente del Consejo Europeo, nos ha dado una mala noticia: le han reelegido -bueno, redesignado_ para un nuevo mandato. Cuatro años más de euroburocracia sin imaginación, sin flexibilidad y al servicio exclusivo de quien manda en la UE, es decir, Alemania. Van Rompuy amenazaba veladamente en la noche del jueves a países que, como España, se esfuerzan en adaptar sus ajustes duros a los que marca la UE, con los males del infierno si no cumplen estrictamente con las cifras exigidas en general y con el objetivo de déficit en particular: "si no mantenemos los objetivos presupuestarios de forma coherente, seremos castigados por los mercados". Lo que no dijo el presidente de la UE fue que algunas de las exigencias comunitarias, en concreto ese 4,4 por ciento en el déficit público para España, ni son realistas ni, por tanto, pueden cumplirse sin paralizar casi literalmente la economía del país.

Así que me alegró, en lo que cabe, escuchar este viernes a Rajoy, en la rueda de prensa posterior al Consejo Europeo, anunciando que el déficit público se cerrará este año en el 5'8 por ciento del PIB, y no en el 4'4 por ciento como los 'cabezas de huevo' de la eurocracia pretenden. El ajuste ya va a ser lo suficientemente angustioso, el desempleo que se producirá ya será lo bastante doloroso, y Rajoy ha venido a admitirlo, sin disimulos ni edulcorantes, aunque también sin alarmismos como a los que algún ministro nos tiene acostumbrados. Ciertamente, no estaba el horno para bollos este viernes por la mañana, cuando se acababa de conocer el nuevo récord de parados en febrero, con un aumento de más de ciento doce mil personas, es decir, más de tres mil quinientos nuevos desempleados cada día.

¿Rebelión del presidente español contra el 'vanrompuyismo' rampante que tiene atenazado al sur de Europa? Yo no diría tanto, pero debo reconocer que me alegra que se imponga un mínimo de independencia en nuestros criterios. España ni puede ni debe aceptar un estrangulamiento de su economía como el que pretenden quienes ya se han decantado claramente por la ayuda al norte de Europa y por atenazar a los 'incumplidores' del sur. Holanda tampoco puede cumplir su objetivo de déficit, pero, para el belga van Rompuy, no existe punto de comparación con España: "las cifras de crecimiento y empleo allí son muy diferentes".

Siempre me manifesté como un europeísta convencido. Cada vez lo soy menos. ¿Quién ha elegido a van Rompuy para representarme, quién a Durao Barroso, quién a Olli Rehn, quién a Catherine Ashton? El dedo omnipotente de la canciller de hierro con guantes de terciopelo, y no los ciudadanos europeos. Esas gentes acabarán rompiendo Europa, ya lo verá usted.

El caso es que nosotros, de momento, como ha dicho Rajoy, haremos el via crucis a nuestro modo, en lo que cabe, como digo. Bueno, algo es algo.

OTR Press

Luis Del Val

100.000 votos diarios

por Luis Del Val

Antonio Casado

El PSOE, con el Gobierno

por Antonio Casado

Julia Navarro

Una noticia inquietante

por Julia Navarro

Cayetano González

Marear la perdiz

por Cayetano González

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies