Siete días trepidantes. Ocurrencias mil.

Actualizado 09/09/2012 14:00:26 CET

MADRID, 9 Sep. (OTR/PRESS) -

A falta de decisiones tajantes y definitivas, las ocurrencias se multiplican. Todo el país aguardando un "sí" o un "no" a la exigencia que a España se hace para que pida un rescate pleno y sin paliativos -porque exigencia es-, y lo único que tenemos es un "ya veremos" que parece que no significa sino un intento de ganar tiempo, vaya usted a saber para qué. Y mientras, ya digo, ocurrencias periféricas mil, procedentes de todos los ámbitos, que no solamente del Gobierno y del partido que lo sustenta, ni del principal partido de la oposición; no, son muchos, además de los citados, los que aguzan su imaginación estos días y alumbran eso que digo al comienzo: la ocurrencia. El monte que parió un ratón.

Ahí tiene usted, por ejemplo, al molt honorable president de la Generalitat catalana, Artur Mas, dando la bienvenida nada menos que al empresario-constructor-promotor Enrique Bañuelos para que construya seis parques temáticos, seis, junto a Port Aventura, por un importe de 4.775 millones de euros y trayendo bajo el brazo la promesa de crear 20.000 empleos. Quiere así el señor Mas contrarrestar el bofetón que, a su entender, Eurovegas ha dado a Cataluña al preferir Madrid como sede de ese remedo de Las Vegas por el que Esperanza Aguirre y Mas han competido sin pudor ni tregua.

Claro que quien conozca la trayectoria del señor Bañuelos, que fue calificado como 'el rey del pelotazo' en los tiempos en los que el pelotazo era casi ley, y quien compruebe los altibajos de Port Aventura y otros parques de ocio como negocio, se sentirá con pleno derecho a pensar que Mas se ha lanzado por esta pendiente simplemente para contrarrestar la mala imagen de haber quedado postergado por los ejecutivos de Las Vegas Sands a favor de la opción madrileña. A mi entender no experto, una ocurrencia más de las muchas con las que Cataluña está obsequiando estas semanas al resto del país, lema de la Diada incluido. Una ocurrencia que, a menos que se pacten garantías muy serias, puede acabar costando cara a los catalanes... y al resto de los españoles, claro está.

Hay más. Decidir que los parados que rechacen limpiar montes quemados serán sancionados con la pérdida total o parcial de la prestación, como acaba de hacer el Consejo de Ministros, no deja de ser una ocurrencia más, en mi opinión. Mucho mejor acudir a los voluntarios que a una 'mano de obra' forzada que siente que, por su situación, puede ser blanco de cualquier idea peregrina. Y, por cierto, más valdría emplear los recursos en campañas publicitarias contra el fuego y en incrementar la prevención, que ya se sabe que los incendios se apagan en febrero para no tener que hacerlo, de verdad, en agosto.

Y, ¿qué me cuenta usted de la idea de la idea puesta en marcha por la presidenta de la Comunidad de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, aprobando dejar sin sueldo a 'su' casi medio centenar de diputados autonómicos? Por supuesto, la ocurrencia ha dividido incluso al Partido Popular, cuyos otros presidentes autonómicos no ven nada claro que la iniciativa sea conveniente, posible o incluso constitucional. Otra cosa es el planteamiento, lanzado por Aguirre, por la propia Cospedal y por el gallego Núñez Feijoo, planteando la conveniencia de disminuir el número de diputados en todas las comunidades autónomas, que parece algo posible, deseable y ejemplarizante.

Podríamos hablar de otras muchas ocurrencias que nada tienen que ver con el fondo de los problemas que tenemos planteados los españoles. Ese fondo se sitúa, desde luego, en la trascendencia de la visita de la señora Merkel y lo que ello significó... el mismo día en el que el presidente del BCE, Mario Draghi, hacía ver que habrá compra casi -casi- ilimitada de deuda española... cuando el Gobierno pida el rescate de la nación. Y volvemos por donde comenzamos: la única ocurrencia que ahora parece conveniente es la de salir a explicar a los españoles cuál va a ser la hoja de ruta. El lunes, Rajoy tiene una interesante comparecencia televisiva: ¿ahí?

OTR Press

Pedro Calvo Hernando

Entre Lleida y Sijena

por Pedro Calvo Hernando

Fermín Bocos

El día después

por Fermín Bocos

Esther Esteban

El expolio de Sijena

por Esther Esteban

Julia Navarro

Escaño cero "Jerusalén"

por Julia Navarro

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies