Presidente Rajoy: "un gran futuro por delante"

 

Presidente Rajoy: "un gran futuro por delante"

Publicado 25/10/2016 8:00:21CET

MADRID, 25 Oct. (OTR/PRESS) -

Dice Mariano Rajoy, ahora que ya tiene en la mano la investidura, que podemos "tener un gran futuro por delante". No sé si es una mera frase retórica, referida a su permanencia en el sillón de La Moncloa o si, como más bien me parece, se refiere al porvenir de España como nación. Como no me considero un buen intérprete de Rajoy -cualquiera presume de eso--, afirmo que lo que espero es que el aún presidente en funciones haya entendido el mensaje que los españoles y las circunstancias les han enviado, a él y a todos, a lo largo de los casi últimos once meses: ya no se puede quedar parado pensando en los viejos, buenos tiempos, en los que arrasaba, por sí solo y con un partido cohesionado y fiel, en las urnas. Eso acabó en noviembre de 2011, y de eso hace ya un lustro, que en política es como una década y, en la política española, tan loca, como un siglo.

Personalmente, tiendo a ser optimista sobre lo que nos aguarda. A peor, políticamente hablando, no podemos ir, así que lo lógico, ahora que las aguas se remansan, es que todo mejore, la crispación ceda paso al buen talante y el 'no, no' y no', al diálogo. Y que las ambiciones personales, los excesos de los trapecistas de la política, queden reemplazados por una mínima dosis de sentido común y de voluntad de concordia, olvidando aquello, tan inadecuado para vestir estos momentos, de 'las derechas' versus 'las izquierdas'. No está el horno para esos bollos, ciertamente.

Mi principal preocupación ahora consiste, precisamente, en saber si Rajoy verdaderamente desea ese gran futuro para el país -que por supuesto que lo desea, porque le tengo por un patriota- y si está dispuesto a hacer lo que sea para conseguirlo, y esto ya no lo tengo tan, tan claro. El mejor Rajoy está, en este punto, inédito -otras brillantes cualidades ya nos las ha mostrado--. Y, en cambio, hemos tenido sobradas oportunidades de escuchar al Rajoy míster Hyde, el que se muestra satisfechísimo de todo lo logrado gracias a él, que no ha sido tanto como podría haber sido por culpa de la herencia que recibió del (des)gobierno de sus oponentes.

Eso, claro, es, junto con el 'y tú más' y otros tantos vicios que hacen que la política sea desdeñada por un muy elevado porcentaje de la ciudadanía, la 'Vieja Política'. El Rajoy que será investido este fin de semana tiene que empezar a mostrar que es capaz de jugar en la primera división, en la 'Nueva Política', que aún carece hasta de una definición precisa, y que habrá que ir inventando casi sobre la marcha. Sobre la marcha reformista y en contacto directo con esa previsible nueva 'gran coalición de la oposición', que estará 'gobernando' desde el Parlamento, compuesta por Ciudadanos y por el 'nuevo PSOE', que también tendrá que reinventarse a partir de los destrozos sufridos en la época 'pedrista'.

Así que, si de veras tenemos un gran futuro por delante, será porque habremos sabido ganarnos ese futuro, al menos muchísimo mejor de lo que gestionamos el pasado.

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

Universidades sin prestigio

por Francisco Muro de Iscar

Rafael Torres

Machado, embestido

por Rafael Torres

Pedro Calvo Hernando

Lo que diga el Parlamento

por Pedro Calvo Hernando

Victoria Lafora

Burricie nacionalista

por Victoria Lafora

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies