El proceso ¿ejemplar? del PSOE.

 

El proceso ¿ejemplar? del PSOE.

Publicado 02/06/2014 12:00:17CET

MADRID, 2 Jun. (OTR/PRESS) -

Hay muchos sectores, en la política, en la empresa, en las instituciones, apasionados por lo que está ocurriendo en el que es el principal partido de la oposición y el segundo partido en importancia de España, el PSOE: nos jugamos todos mucho ante lo que ocurra en una formación de la que tanto depende en la marcha de la democracia española.

Una formación que aún retiene a doscientos mil militantes, centenares de sedes y una historia de ciento treinta y cinco años, en los que ha pasado casi de todo. Baste con recordar que, hace cuarenta años, se produjo aquel congreso de Suresnes, con el que los socialistas españoles salían de su particular guerra. Y luego, el abandono del marxismo, la dimisión de Felipe González, la 'bicefalia' Almunia-Borrell, el ascenso inesperado de Zapatero... el PSOE no ha dejado, en realidad, de dar titulares, no siempre para bien. Fue fundado en 1879 por Pablo Iglesias y lo ha hecho tambalear, en 2014, otro Pablo Iglesias. Paradojas de la vida. Ahora, el centenario partido se abre en canal de nuevo, en un proceso muy abierto, muy sincero, derivado de esa desesperación que te provoca el saber que los que siempre has considerado tuyos te abandonan.

Titulo esta crónica preguntándome si el del PSOE, un partido al que creo conocer bastante bien porque he debido seguirlo profesionalmente mucho tiempo y en el que ni he militado, ni milito ni, creo, militaré nunca, está sumido en un proceso ejemplar. Mucho va a depender de que todas las partes interesadas -Susana Díaz, Eduardo Madina, Carmen Chacón, Pedro Sánchez, Emiliano García Page y quién sabe cuántos más- sepan mantener la calma, la generosidad y el buen sentido. De momento, quien parece ganar en la carrera, si es que hay carrera, la presidenta andaluza, calla y se limita a recibir plácemes y adhesiones: ha sido la suya una carrera fulgurante y sus perspectivas son alentadoras. Nadie le recuerda el pasado y sí le hablan mucho del futuro, incluso como 'presidenciable del Gobierno' si la hoja de ruta se cumple al milímetro, lo que no va a ser fácil. El PP, de momento, también calla, quiero creer que respetuoso.

Díaz tendrá que hablar en las próximas horas. Y Madina, que parece algo hosco porque no todos sus planes se han cumplido: es una persona que no se deja conocer fácilmente, pero su honradez intelectual y política, la seriedad de sus no bien expresados planteamientos, son manifiestos. Ojalá que su entorno, algo ansioso y bastante malhumorado, no se precipite. Y lo mismo digo de Carmen Chacón y de su entorno: creo que se ha equivocado mucho, cuando no hablaba y cuando hablaba, cuando viajó a Miami y en los momentos en los que regresó. Para mí, no es la mejor apuesta, pero habrá que esperar y ver. De Sánchez, del Pérez Tapias que se ha lanzado al ruedo súbitamente diciendo representar a una Izquierda Socialista de la que habíamos dejado de oir hablar, hay menos que decir: son mucho menos conocidos, pero aplaudo su valor a la hora de participar.

Confío en que participen también, ellos y otros que puedan surgir -se habla también de Javier Moscoso, aunque nada haya dicho aún-, en el gran acuerdo interno que el PSOE debería nuclear en torno a Susana Díaz, y que ya ha comenzado con ese apoyo que le han prestado prácticamente todos los secretarios federales. Y el respaldo silencioso de los 'veteranos', comenzando por Felipe González y siguiendo por el ex presidente del partido Manuel Chaves, y por el todavía actual, José Antonio Griñán. Y siguiendo por el 'olvidado' Zapatero... Y más voces que, si duda, surgirán en las próximas horas.

Así que, con tanto apoyo, entre los que me parece que debemos incluir el de Rubalcaba, se me hace difícil que Susana Díaz no dé públicamente, ya digo que en las próximas horas, quizá tras la reunión de la Ejecutiva federal de este lunes, el paso al frente. Y se me hace difícil que no se embarquen en este velero algunos de los que hoy aún constituyen una alternativa: no tienen nada que hacer frente a la presidenta de la Junta andaluza, al menos como 'números uno'. Después, en las primarias para ser candidato a la presidencia de la nación, ya veremos; eso está tan lejos como noviembre, y ahora lo que urge es organizar la votación de los militantes para elegir, y que luego el congreso de julio lo refrende, al secretario general.

No creo que haya muchas sorpresas. Ni pienso tampoco que se escuchen en voz alta esas críticas al proceder de Alfredo Pérez Rubalcaba que algunos aseguran que han oído en privado. Tiró la toalla cuando tenía que hacerlo, tras haber tratado de organizar la democracia interna que suponen las primarias. No ha sido él, precisamente, quien ha hundido el partido, que ya venía muy tocado de antes, del desgaste de dos legislaturas con Zapatero al timón.

Creo que ha hecho mucho por encauzar las cosas en Cataluña, pactando más de lo que suponemos con el Gobierno de Rajoy. Y ha sido el único que, con la reforma de la Constitución, ha puesto sobre la mesa soluciones para salir del atolladero; otra cosa es que nadie haya querido escucharle en el otro bando... ni tampoco mucho en el propio. Su legado es ese tímido reconocimiento por parte de Rajoy, este sábado en Sitges, admitiendo que él no está en contra de la reforma constitucional, aunque añadiendo a continuación todo tipo de cautelas, que hacen pensar en que de reforma, al menos a corto plazo, nada. Y el tiempo sigue corriendo...

¿Proceso ejemplar? Ya digo: la solución, esta semana. Esperemos que los principales actores no caigan en esas tácticas conspiratorias, de bajura, que algunos círculos, equivocada o interesadamente, les achacan.

OTR Press

Luis Del Val

100.000 votos diarios

por Luis Del Val

Antonio Casado

El PSOE, con el Gobierno

por Antonio Casado

Julia Navarro

Una noticia inquietante

por Julia Navarro

Cayetano González

Marear la perdiz

por Cayetano González

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies