Francisco Muro de Iscar.- Estrategia y comunicación.

Actualizado 22/10/2010 14:00:51 CET

MADRID, 22 Oct. (OTR/PRESS) -

Cuidado con "Bambi". Zapatero ha acertado en la remodelación de su Gobierno, aunque eso no garantiza nada. Ni que el Gobierno funcione ni que logre resultados, que es de lo que se debería tratar. Es más, es muy difícil que logre resultados, por más que el nuevo ministro de Trabajo y algún otro más -¿no les ha enseñado que no se deben hacer declaraciones hasta que uno sabe lo que tiene que decir?- Pero ha conseguido dos efectos: se deja de hablar de los extraños pactos con Coalición Canaria y el PNV, vuelve a tomar la iniciativa y descoloca al Partido Popular que no va a poder seguir en su estrategia de esperar a ver pasar el cadáver de su enemigo delante de la puerta de casa.

Estrategia, esa es la palabra. Zapatero no ha buscado un ideólogo ni un filósofo para poner orden en su Gobierno y tomar la iniciativa. Ha elegido a Pérez Rubalcaba, el ministro de la Policía, un "Fouché" inteligente, mordaz, buen comunicador, capaz de negociar con todos incluso lo innegociable. ¿Intentar el final de ETA, por ejemplo, como la gran baza electoral del PSOE con o sin Zapatero? Rubalcaba es capaz de negociar con ETA y al mismo tiempo seguir deteniendo comandos y cercando sus fuentes de financiación. Fouché "reinó" entre dos períodos convulsos en Francia y Rubalcaba se enfrenta a una situación muy difícil. La biografía que Stefan Zweig escribió del político francés se titula "Fouché, el genio tenebroso". ¿Cuál será el título de la que escriban sobre Rubalcaba? Hace unos meses estaba más fuera que dentro del Gobierno. Ahora "es el Gobierno". A favor va a contar con una bala: en la retaguardia tendrá a Ramón Jáuregui. Por pensamiento, por estilo, por esencia, Jáuregui que es sensato, inteligente y con ideas no debería estar nunca en un Gobierno de Zapatero. Pero va a estar y va a ser fundamental para Rubalcaba. Este nuevo Gobierno ha dejado atrás mucho lastre -aunque la limpieza debería haber sido mayor- y empieza una nueva época. El PP tendrá que cambiar su estrategia si no quieren que los doberman le muerdan en la yugular. El PSOE ha hecho otro imprescindible cambio de rumbo, con la sustitución de Leire Pajín por Marcelino Iglesias en la sala de máquinas.. El futuro nunca está escrito. El futuro está en el viento y en quien mueve el ventilador.

Hay, eso sí, un pequeño problema de fondo: necesitamos resultados, profundizar en las reformas, cambiar el modelo económico, austeridad y sacrificios, vender más en el exterior, atraer más turistas, crear tejido productivo, reducir el paro, crear empleo. ¿Es Rubalcaba el hombre? Seguramente, no. Pero Zapatero no le ha nombrado para eso. Y ha acertado. Por lo menos ha ganado tiempo y ha puesto nervioso al enemigo. Estrategia y comunicación para jugarse todo a una carta. ¿Y si le sale la jugada?

OTR Press

Luis Del Val

Mayorías, minorías

por Luis Del Val

Cayetano González

Indultos a la catalana

por Cayetano González

Antonio Pérez Henares

Mentiras catalanas

por Antonio Pérez Henares

Antonio Casado

Voces desafinadas

por Antonio Casado