Valores integradores

 

Valores integradores

Actualizado 16/06/2008 2:00:12 CET

MADRID, 16 Jun. (OTR/PRESS) -

En Tenerife, en el Parlamento de Canarias, se ha celebrado, como antes en otros parlamentos autonómicos, una sesión muy especial: los niños de Aldeas Infantiles SOS han ocupado los escaños de sus señorías y se han convertido en diputados por un día. En el Parlamento canario, como en todos los demás, los niños han pedido más atención para los problemas de los más pequeños, más solidaridad, más generosidad "sin tener en cuenta la raza, el color, las creencias religiosas, las ideas, la forma de ser y compartiendo lo que tenemos". Nos va a tocar hacerlo a todos porque vienen tiempos difíciles, crece el número de desempleados y muchos de ellos, posiblemente la mayoría, son extranjeros que han llegado a Canarias y a España para buscar la esperanza. Y seguirán llegando a pesar de que esto ya ha dejado de ser la tierra prometida.

Allí en el Parlamento, los niños recibían un mensaje importante: "ojala cuando ustedes crezcan y lleguen a ser diputados de verdad, ya no tengan que buscar soluciones porque eso querrá decir que habremos acabado con esa injusticia y ya no habrá niños en situación de desamparo". Habrá que romper muchas rutinas para conseguirlo. En las casas de las Aldeas SOS, se enseñan valores, solidaridad, esfuerzo. El director del CPS de la Aldea SOS de Tenerife, Javier Pérdomo, poco después, tras inaugurar una granja-escuela modélica en una aldea que es un hogar para los niños en desamparo o en situación de riesgo, decía que la formación persigue un objetivo, pero que el camino que se recorre, es educar cada día a cada niño, es un fin en sí mismo. Y añadía que muchas veces el problema está en que ponemos la meta en un lugar equivocado. Es verdad, buscamos triunfadores con medallas, títulos o reconocimiento en lugar de pensar en conseguir ciudadanos felices y responsables.

Los tiempos de crisis con, también tiempo de oportunidades. Entre los chavales que llegan a la aldea de Tenerife hay algunos que han alcanzado la costa en una patera. En la de Las Palmas hay muchos bebés abandonados. Todos ellos van a tener una oportunidad de estudiar, de tener una madre -sin perder a la suya biológica- no van a ser separados de sus hermanos y tienen un hogar. En uno de los centros de Aldeas en Tenerife, restaurado por jóvenes aprendices, hay un logo que es un puzzle con cuatro piezas bien entrelazadas, cada una de las cuales tiene una letra: 'H, M, H, A'. Significan Hogar, Madre, Hermanos, Aldeas. Las columnas de un gran proyecto acogedor, integrador, el reto de no rechazar a los niños que no han tenido ni siquiera la oportunidad de crecer en una familia. Esta próxima semana, el Parlamento europeo puede aprobar la Directiva de retorno, que permite no sólo retener a los extranjeros sin documentación hasta 18 meses en centros de internamiento, sin garantías judiciales, sino también la detención y expulsión de los menores no acompañados. Vamos a cerrar otra puerta a la esperanza y a criminalizar a los que sólo buscan oportunidades. No es una buena noticia. Si el día 18 tuvieran que votar los niños 'diputados' de Aldeas Infantiles SOS seguro que rechazarían lo que sus mayores quieren aprobar.

Francisco Muro de Iscar

OTR Press

Rafael Torres

La gloria del psicópata

por Rafael Torres

Francisco Muro de Iscar

Responsabilidad y concordia

por Francisco Muro de Iscar

José Luis Gómez

Demasiadas dudas ante el ISIS

por José Luis Gómez

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies