Aznar culpa a Zapatero del Estatut.

 

Aznar culpa a Zapatero del Estatut.

Actualizado 03/07/2010 14:00:22 CET

MADRID, 3 Jul. (OTR/PRESS) -

Aznar viene siendo, desde hace años, "el martillo que no cesa" a la hora de atacar a su sucesor en la Moncloa y en la cabecera del Gobierno. Así como en los tiempos finales de la presidencia de Aznar, Zapatero le recriminó, sobre todo, por la implicación de España en la invasión y guerra de Irak, de parecido modo, Aznar no pierde ocasión para atribuirle toda suerte de males: La crisis y sus consecuencias son causadas por Zapatero, y da Zapatero corresponden las inadecuadas medidas adoptadas contra la crisis. Y ahora, José María Aznar culpado a José Luis Rodríguez Zapatero de "habernos arrastrado, por su estricta conveniencia partidista, al límite de un Estado constitucionalmente fallido". O sea, el fallo y sentencia del TC sobre el Estatut catalán no está originado por el recurso del PP, sino por la política autonómica de Zapatero...

El ex presidente del Gobierno aprovechaba este viernes la apertura del campus de verano de FAES, la fundación que preside, para hablar de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut, sentencia definida como el "desenlace de una mala historia, de una historia lamentable en su inicio y en su desarrollo", y cuyos responsables no han sido, a su juicio, los partidos nacionalistas, sino los que "están en el partido que todavía gobierna en España y en Cataluña y en quien dirige ese partido". Aznar, que ha llenado con estas palabras el silencio que ha observado Rajoy en esta materia, ha dicho en Navacerrada que esto "ha sido un lío" y, "es un lío", "pero un lío de socialistas". Además, ha arremetido en contra de las motivaciones de Zapatero y el PSOE: "Afianzar, a costa de la estabilidad del Estado, una mayoría que permitiera mantener en el Gobierno de la nación y en el de la Generalitat a un partido sin mayoría suficiente, y excluyendo para ello al principal partido de la oposición". Así, ha calificado de "obra, más bien chapucera de albañilería política," el proyecto de Zapatero para "sostenerse en el poder".

Aznar, al mismo tiempo, se ha mostrado aliviado por la sentencia del Tribunal Constitucional que, a su juicio, salva "los umbrales mínimos" del Estado autonómico, más allá de los cuales "no sólo no hay Estado autonómico, sino sencillamente, no hay Estado". Además, ha dado por buena de manera implícita la solución dada a la palabra "nación" en el texto estatutario: "Por fortuna, el Tribunal Constitucional ha rechazado la idea de que la Constitución expresa el deseo de la nación española de poner fin a su propia existencia". Aznar dijo que el Estatuto "era", -en el pasado- sobre todo, "una pretensión antijurídica de modificar la Constitución por la puerta de atrás". También de manera implícita, se mostró de acuerdo con Rajoy en pasar página sobre esta materia, cuando dijo: "Debemos dar por concluida esta irresponsable deriva de inestabilidad y deterioro constitucional", así como afrontar una "nueva exigencia de reconstruir el consenso constitucional".

Zapatero, culpable. Capítulo mil y tantos de Aznar obras completas.

OTR Press

Esther Esteban

El árbol y las nueces

por Esther Esteban

Carmen Tomás

Donde más duele

por Carmen Tomás

Julia Navarro

"Un instrumento más"

por Julia Navarro

Fermín Bocos

Trump y la ONU

por Fermín Bocos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies