Bárcenas se va, pero se queda.

Actualizado 10/04/2010 14:00:34 CET

MADRID, 10 Abr. (OTR/PRESS) -

Es el título de una de las portadas de periódicos que hoy dedican atenciones a la decisión de Rajoy-Bárcenas. Efectivamente, Luis Bárcenas parece que, tras unos días de indecisión y de dudas, ha sido convencido por el presidente del partido, o acaso por algún otro de sus colaboradores, como Javier Arenas, para seguir el mismo camino que hace unos días decidía el ex presidente balear Jaume Matas. ¿Por qué le ha costado tanto abandonar el partido, e incluso, por qué insiste en mantenerse en el Senado, como miembro electo de la Cámara alta? Es evidente que en todo el "caso Bárcenas" hay aspectos difíciles de explicar o de entender.

Por ejemplo, que siguiera manteniendo un despacho en la sede del PP, en la calle de Génova, o más difícil todavía, que el partido le haya estado pagando los gastos de su defensa jurídica. Pero es probable que resulte igual de sorprendente saber que Jesús Sepúlveda, que fue alcalde de Pozuelo y ex marido de Ana Mato, tras haber sido "depurado" por el caso Gürtel haya sido recuperado por el propio Mariano Rajoy, que lo ha devuelto a un despacho en la muchas veces mencionada calle de Génova. ¿Cómo se entienden esos detalles del mismo Rajoy que hace declaraciones solemnes sobre la incompatibilidad del PP con la corrupción.

Así están las cosas, Bárcenas ha llegado al convencimiento, por iniciativa propia o por presión de Rajoy y Arenas, de que es mejor que abandone el partido, pero ha llegado al mismo convencimiento de que más le vale mantenerse en los escaños del Senado, donde tiene la condición de aforado y, por tanto, pudiera disponer de condiciones más favorables para su propia defensa.

Eso sí, desde el PP se está comprobando el decidido propósito de cambiar la versión de los hechos y de reelaborar la propia historia de acontecimientos. Es el caso del propio Bárcenas, sobre quien Javier Arenas desgranó hace unos días un sinfín de méritos y agradecimientos por los servicios prestados con toda lealtad. Y es el caso, más llamativo si cabe, de Esperanza Aguirre, que en los últimos días se ha esforzado en aparecer como abanderada y esforzada en la lucha contra las corrupciones y los corruptos de su propio partido, incluso impulsando que quienes aparecen como corruptos sean invitados con presteza a abandonar el partido. E incluso, en las últimas horas, ha presumido de haber sido quien destapó la Trama Gürtel en la localidad de Majahadonda, cuando impidió que se vendiera una parcela al precio que pretendían los "mafiosos".

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

El "sindicato del procés"

por Francisco Muro de Iscar

José Luis Gómez

El líder que no da llegado

por José Luis Gómez

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies