La carrera hacia atrás

Actualizado 16/08/2008 2:00:09 CET

MADRID, 16 Ago. (OTR/PRESS) -

No parece que sea el momento de compararnos con nuestros socios y vecinos europeos: más o menos, cada una de las naciones de nuestro entorno están padeciendo rigores de la crisis aproximadamente iguales o parecidos, y una vez que se haya superado la situación será cuestión de observar con detenimiento qué hizo cada cual para sortearla mejor que los demás, dónde estuvieron los fallos, quién previó mejor lo que podía suceder, qué tipo de ciudadanos fueron los más sufridos y cuáles los más beneficiados.

De momento, sabemos que el Producto Interior Bruto de las restantes regiones de esta zona del mundo tiene una clarísima tendencia a ir a peor, lo que no es nada consolador, sino todo lo contrario. Parece que fue Dinamarca el país europeo que primero se estrenó en la "línea roja" de la depresión, y en el resto de nuestros vecinos estamos bordeando situaciones tan escasamente apetecibles, de las que cada gobierno trata de salir de la mejor manera posible y cuanto antes mejor. Lo cierto es que el PIB de la zona euro ha caído dos décimas por primera vez en su historia, y que están retrocediendo economías han sólidas y solventes, tradicionalmente, como las de Alemania, Francia, o Italia, que son, precisamente, los países que encabezan la marcha atrás.

¿Quë se puede hacer frente a esta mala situación? Desde la capital de la unión Europea se insiste en que no sería bueno caer en el pesimismo. El Banco Central Europeo y la Comisión Europea, en efecto, evitan el tono pesimista de muchos expertos, por más que estas recomendaciones procedan de quienes entienden que podríamos estar solamente en el comienzo del hundimiento de la demanda interna originado por la pérdida del dinamismo del consumo privado y la caída de la inversión tanto residencial como empresarial. . la restricción crediticia fue el primero de los indicios, y a partir de ella llegó la desaceleración del ciclo global.

¿Está nuestro país, como suele decir el presidente Zapatero, en mejores condiciones que los restantes países para hacer frente al frenazo y salir de una situación indeseable? El jefe del gobierno insiste en que "seguimos creciendo más que la zona euro y que la UE, y estamos mejor que nuestros socios europeos". Poco más o menos, estamos todos unas décimas más arriba o más abajo. Y de lo que nadie tiene la menor duda es que estaríamos mucho peor fuera del bloque comunitario y del bloque euro, por muchos inconvenientes que sin duda tiene a la hora de reaccionar con medidas monetarias, devaluatorias y protectoras.

Hay una coincidencia bastante clara en la mayoría de los expertos: la desaceleración no ha hecho más que esperar, y el frío económico puede ser más intenso en los tres o cuatro trimestres siguientes, aproximadamente. El crecimiento de una décima registrado en nuestro PIB nacional en el segundo trimestre es muy probable que se desplome en el tercer trimestre. Y en cuanto a la fecha de salida del atolladero, Soles suele ser más precisoque el propio Zapatero: allá para la segunda mitad del año que viene. O sea, dentro de un año o poco más.

José Cavero.

OTR Press

Pedro Calvo Hernando

Entre Lleida y Sijena

por Pedro Calvo Hernando

Fermín Bocos

El día después

por Fermín Bocos

Esther Esteban

El expolio de Sijena

por Esther Esteban

Julia Navarro

Escaño cero "Jerusalén"

por Julia Navarro

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies