El caso Cubillas aun sigue.

Actualizado 20/10/2010 14:00:18 CET

MADRID, 20 Oct. (OTR/PRESS) -

No está todo dicho, ni mucho menos, en el caso del etarra o ex etarra convertido en alto cargo de Hugo Chávez en Venezuela, Arturo Cubillas. Aunque ya se han sucedido numerosas declaraciones a ambos lados del Océano, nadie se da aún por vencedor ni por vencido, ni en el Gobierno español ni en el venezolano, en la disputa por este comprometedor individuo. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció en el Senado que el Gobierno tramitará la petición de extradición del presunto miembro de ETA Arturo Cubillas, actualmente en Venezuela, al día siguiente de que esa solicitud sea formulada por el juez al Ejecutivo. A su vez, este lunes, la Fiscalía de la Audiencia Nacional solicitó al titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Eloy Velasco, que inste al Gobierno a solicitar la mencionada extradición para que Cubillas sea juzgado en España por delitos de terrorismo -tenencia de explosivos, colaboración con banda armada (por las FARC) y conspiración para cometer homicidios terroristas-.

El funcionario del Gobierno de Hugo Chávez está acusado de dar cobertura a los miembros de la banda terrorista que supuestamente se desplazan al país sudamericano para recibir adiestramiento militar. "Si el juez decide tramitar al Gobierno la extradición, que es una decisión del juez, el Gobierno la tramitará inmediatamente", avanzó Rubalcaba a preguntas de los periodistas en los pasillos del Senado. En todo caso, ha eludido pronunciarse sobre las posibilidades de que finalmente se lleve a cabo. En cuanto al juez, señala a Cubillas como "responsable del colectivo de ETA en esa zona de América desde 1999, encargándose de coordinar las relaciones con las FARC" y añadía que se encargó de que ese grupo terrorista adiestrara en el manejo de explosivos a miembros de ETA a cambio de que la banda localizara en España objetivos para la guerrilla colombiana.

Según la Fiscalía, los delitos de los que se acusa a Cubillas "son susceptibles de extradición" conforme al tratado bilateral hispano-venezolano, "sin que puedan ser considerados como delitos políticos (...), pues los actos de terrorismo están excluidos expresamente de esa calificación jurídica". La Fiscalía también dice que la nacionalidad venezolana de Cubillas "no es un obstáculo para la concesión de la extradición", ya que el citado tratado establece que "el rechazo de la extradición por tal motivo es potestativo y no preceptivo".

Y a estas voces españolas -del fiscal Javier Zaragoza, del juez Eloy Velasco, y del ministro del Interior, Pérez Rubalcaba-, se añade otro protagonista, el embajador de Venezuela en España, Isaías Rodríguez, que está efectuando una gira por el País Vasco cuando todavía se recuerdan sus insinuaciones sobre las presuntas torturas que se habían empleado para conseguir las revelaciones de los dos etarras que señalaron las "funciones" concretas de Cubillas en relación con la relación de ETA y las FARC. Isaías Rodríguez, que fue fiscal en Venezuela, se propone reunir con todas las fuerzas políticas vascas durante toda esta semana, aunque varios dirigentes políticos ya han excusado la propuesta de entrevista. Una gira insólita, la del controvertido embajador de Chávez...

 

OTR Press

Antonio Pérez Henares

El AGITPROP "toma" RTVE

por Antonio Pérez Henares

Rafael Torres

La guerra de Torra

por Rafael Torres

Fernando Jáuregui

Franco, serpiente de otoño

por Fernando Jáuregui

Francisco Muro de Iscar

Fatiga de volver

por Francisco Muro de Iscar