Los controladores ya gozan de buena salud.

Actualizado 10/12/2010 13:00:09 CET

MADRID, 10 Dic. (OTR/PRESS) -

Los medios informativos gallegos fueron, en esta ocasión, quienes advirtieron de la huelga que preparaban los controladores aéreos. El aeropuerto de Lavacolla registró los primeros ensayos, según pusieron de relieve varias crónicas periodísticas que alertaron sobre las protestas de los controladores por, según alegaban, haber cumplido ya las horas de trabajo prescritas en su convenio. Santiago de Compostela, en concreto, activó todas las alarmas del Gobierno el pasado jueves 2 de diciembre, cuando el espacio aéreo gallego quedó inutilizado porque 10 de los 28 controladores asignados al aeropuerto de Lavacolla dejaron de trabajar al considerar que ya habían superado el límite de 1.670 horas anuales asignadas por ley. La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) anticipó entonces más problemas: "En los próximos días, cinco empleados más [de Lavacolla] estarán en esta misma situación". AENA consideraba que los controladores gallegos hicieron mal las cuentas, hasta el punto de que la mitad no había alcanzado para ese día las 1.200 horas, y el que más había realizado apenas superaba las 1.500.

La voz de Galicia lo explicó de ese modo en una detallada información... Pero esas bajas, que dejaban sin servicio la torre de control, no eran exclusivas de Galicia, según se ha sabido ahora. Con el método de los controladores para contar las horas trabajadas en el año, el Ministerio de Fomento calculó que casi 300 trabajadores, la mayoría de Madrid (207 entre Barajas y Torrejón de Ardoz), Palma (72) y Canarias (11) seguirían idénticos pasos en los próximos días y bloquearían todo el espacio aéreo español. Ante la amenaza de bloqueo por las bajas masivas, el ministro de Fomento, José Blanco, se presentó en el Consejo de Ministros del 3 de diciembre con un real decreto que aclaraba el método para contar las horas de actividad aeronáutica realmente trabajadas por los controladores, y así evitar el boicot de los controladores. En la disposición adicional segunda de dicho decreto, se leía: "En el cómputo de este límite anual de actividad aeronáutica no se tendrán en cuenta otras actividades laborales de carácter no aeronáutico, tales como imaginarias y períodos de formación no computables como actividad aeronáutica, como permisos sindicales, licencias y ausencias por incapacidad laboral".

El decreto, que los controladores conocieron a las tres de la tarde del viernes, no evitó el mal que Blanco pretendía combatir, pues 442 controladores se concertaron para darse de baja en el turno de tarde del viernes, lo que provocó el mayor colapso aeroportuario que ha sufrido España en los últimos años. Y después, la militarización y el decreto de alarma...

Este miércoles, AENA informaba de la "absoluta normalidad" en los aeropuertos tras ese plante de los controladores que cerró el espacio aéreo. Pero el puente, el más largo del año, y el más esperado para muchísimos ciudadanos, estaba ya arruinado para muchísimas personas, todas las que tenían vuelos previstos para la tarde del viernes y muchos del sábado e incluso el domingo.... Según AENA, la cifra de afectados superó, en total, los 676.500. Entre ellos, familias que no se habían ido de vacaciones en verano y habían esperado este puente durante todo el año, y numerosos viajeros que, a falta de aviones, tuvieron que pasar la mitad de sus días de descanso en un autobús. Sólo el pasado viernes y el sábado se cancelaron 4.510 vuelos. El domingo se cancelaron 241, el lunes 121 y el martes 97. Dicho de otro modo, el sábado se realizaron 548 operaciones (llegadas y salidas), el domingo, 3.943, el lunes 3.961 y el martes 3.740. Lo que aún se ignora es el número de reclamaciones presentadas, aunque AENA prevé que la cifra va a ser muy abultada. El organismo creía poder contar con ella este jueves. Tampoco se atreve a dar una estimación de las pérdidas ocasionadas por la huelga salvaje y por sorpresa organizada por el colectivo de controladores. De momento, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha presentado una querella en la Audiencia Nacional contra los controladores de USCA y los "colaboradores, organizadores, autores o cómplices" de los delitos de sedición, coacciones contra los intereses turísticos de España y coacciones contra los pasajeros. También les han denunciado gobiernos autonómicos, como el canario, asociaciones empresariales de hostelería y agencias de viajes, además de multitud de particulares en todo el país.

Eso sí, AENA, una vez decretado el estado de alarma y militarizados los aeropuertos, ha puesto de relieve que "la salud de los controladores ha mejorado muchísimo". El absentismo laboral ha caído en picado. Por ejemplo, el martes tenían que haber acudido al turno de mañana 277 controladores y se presentaron 273. Por la tarde faltaron siete y por la noche uno. Las organizaciones de consumidores recomiendan a los afectados recopilar toda la documentación posible que pueda acreditar los perjuicios sufridos (facturas, recibos de compra, conexiones perdidas, etcétera). Además de los de AENA y las compañías aéreas, algunos Gobiernos autonómicos, como el vasco, también han puesto teléfonos de información a disposición de los afectados. El plante y pulso de los controladores concluyó "por decreto", pero de sus efectos seguiremos oyendo hablar mucho tiempo...

OTR Press

Fermín Bocos

La foto borrada

por Fermín Bocos

Pedro Calvo Hernando

Barcelona: culpa de todos

por Pedro Calvo Hernando

Fernando Jáuregui

Ella

por Fernando Jáuregui

Julia Navarro

Sin futuro

por Julia Navarro

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies