El derecho de los franceses a una vivienda digna

Actualizado 05/01/2007 1:00:13 CET

MADRID, 5 Ene. (OTR/PRESS) -

Los franceses están en plena campaña electoral, o sea, en etapa de promesas, incluso, arriesgadas y "contundentes". Promesas que, incluso, se atreve a hacer un primer ministro, Villepin, que ya parece descartado de la carrera presidencial, para la que juega su adversario y sin embargo correligionario Nicolás Sarkozy. Nos lo han contado en sus correspondientes crónicas los corresponsales de la prensa española en la capital, francesa: Francia reconoce el derecho a exigir una vivienda digna ante los tribunales. Francia reconoce el derecho a exigir al Estado una visita ante los tribunales. Villepin promete que todos los franceses podrán acceder a un alojamiento digno en 2012, señala El País.

ABC habla de "Los hijos galos de don Quijote", para referirse a la campaña por las 934.000 personas sin casa y que viven en condiciones próximas a la indigencia. El Periódico de Cataluña o La Vanguardia prestan, asimismo, atenciones ampliar al proyecto: Villepin impulsa el derecho de exigir una vivienda ante un juez. El primer ministro francés pretende resolver el problema de los sin techo. La necesidad de una casa digna se equipara a la sanidad y la educa ión, dice el primero de los diarios catalanes. Y el otro: Villepin promete vivienda social tras la campaña de los sin techo.

El Estado francés garantizará el derecho a un lugar donde vivir. Francia será uno de los países más avanzados en derechos sociales con la plena aplicación de la ley en 2012, según Villepin. También se refiere a "Los hijos de don Quijote" el diario La Razón, para relatar la iniciativa: estos "sin casa" logran que en Francia se pueda exigir en los tribunales una vivienda Y explica seguidamente el diario que "los sin techo ponen en jaque al Eliseo. Mendigos, inmigrantes y personas con hogar, en solidaridad, acampan junto a un canal de París para exigir una vivienda".

¿Cuánto tardarán los políticos españoles, ya casi en campaña, en trasladar a promesas semejantes el compromiso solemne, pero sin efectividad práctica, de la mismísima Constitución vigente, que, bien es cierto, reconoce el derecho de los españoles a una vivienda como derecho básico de todos y cada uno de los españoles, pero sin que ello evite a los chavales que se ven imposibilitados para abandonar el hogar paterno porque no ven facilidad alguna en adquirir hogar propio...

Pues bien, Villepin ha incorporado al derecho de cada ciudadano su posibilidad de reclamar a los tribunales. Y posiblemente, a llegar a esos tribunales a los municipios, obligados -los españoles también lo están, pero a menudo lo olvidan- a dedicar un porcentaje del 20-30 por 100 del suelo disponible cada año a construir viviendas de protección oficial.

José Cavero.

 

OTR Press

Antonio Pérez Henares

El AGITPROP "toma" RTVE

por Antonio Pérez Henares

Rafael Torres

La guerra de Torra

por Rafael Torres

Fernando Jáuregui

Franco, serpiente de otoño

por Fernando Jáuregui

Francisco Muro de Iscar

Fatiga de volver

por Francisco Muro de Iscar