La desafección y la manifestación de Cataluña

 

La desafección y la manifestación de Cataluña

Actualizado 30/11/2007 1:00:24 CET

MADRID, 30 Nov. (OTR/PRESS) -

Con el severo descontrol que vienen suponiendo los precios, hay otra viva preocupación en el panorama patrio: las crecientes demostraciones de desafección que se producen desde y en Cataluña. El pleno en el que la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, se ha defendido de las críticas y ataques de toda la oposición, liderada esta vez por los nacionalistas catalanes, ha sido buena demostración del enfado que se viene produciendo en Cataluña, por causa de la serie larga de desarreglos y averías de distintas infraestructuras: el servicio ferroviario de Cercanías, la tardanza en acabar la línea Madrid-Barcelona de AVE, el gran apagón del verano, algunos problemas en el terminal de El Prat..., todo eso ha ido creando un clima desapacible, que tendrá expresión este sábado en la manifestación que los nacionalistas de Ezquerra y de Convergencia han preparado para este sábado en Barcelona.

Son muchas, las voces de desagrado que llegan desde Cataluña y que han ido subiendo de tono en los últimos tiempos. Baste recordar las de algunos portavoces de ERRC, como Joan Tardá uno de quienes han "calentado" la manifestación de este sábado: Los catalanes estamos hartos de tanto maltrato. España no nos sale a cuenta. Somos una nación y decimos basta, proclama., Y se teme, en efecto, que esta manifestación termine siendo una proclama independentista y una demostración bien clara de ese desafecto del que han advertido el propio Montilla, o la patronal catalana Foment, entre otras autoridades y representaciones.

Dice el diccionario que desafección es "mala voluntad" y que desafecto es quien no siente estima por una cosa o muestra hacia ella desvía o indiferencia. Es probable que a este término, muy empleado en las relaciones recientes de Cataluña con el Estado español o con el gobierno central tenga alguna otra connotación o interpretación: desapego, desenganche, alejamiento de esta Comunidad con la Nación de la que forma parte. Y sin embargo, algunas cifras vienen a desmentir las razones profundas del enfado. El informe del BBVA que acaba de publicase señala, por el contrario, que la inversión del Estado en Cataluña ha crecido un 60 por 100 en cuatro años, mientras en Madrid, en ese mismo tiempo, ha bajado un 19 por ciento.

Pero la inoportunidad de esos desarreglos de infraestructuras y la "habilidad" de los independentistas en el gobierno, ERC, o en la Oposición, CiU, han cooperado poderosamente para crear ese clima gravemente adverso, que viene a empañar el primer aniversario de la llegada a la presidencia de la Generalitat de José Montilla. Montilla no oculta la irritación que le producen esos nacionalistas, los que mantiene en su gobierno y los que tiene en la oposición, por igual: Por ejemplo, arremete contra Artur Mas: Usted no me va a dar lecciones de defender a Cataluña. Usted se viste de lobo aquí y de cordero en Madrid. Y ahora dice que está dispuesto a pactar con el PP si retira el recurso contra el Estatuto catalán. Ahora salen a protestar por un problema del que ustedes los nacionalistas son los responsables, porque el déficit en infraestructuras no viene de un solo año, proclama Montilla. Y también: Igual estoy más cabreado que algunos de los que se manifestarán el sábado por las infraestructuras en Cataluña. El cabreo nada sordo que llega de Barcelona...

José Cavero.

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

Responsabilidad y concordia

por Francisco Muro de Iscar

José Luis Gómez

Demasiadas dudas ante el ISIS

por José Luis Gómez

Victoria Lafora

Autocomplacencia

por Victoria Lafora

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies