La fuerte inversión en Cataluña

Actualizado 19/09/2007 2:00:09 CET

MADRID, 19 Sep. (OTR/PRESS) -

Resulta evidente que los catalanes, empezando por sus líderes políticos, con toda seguridad impulsados y alentados por sus propios ciudadanos, han realizado una espectacular labor de presión ante el gobierno del Estado español. Los episodios de funcionamiento lamentable en determinadas infraestructuras de Cataluña -los ferrocarriles de cercanías, el gran apagón de Barcelona, el mal funcionamiento del aeropuerto del Prat de Barcelona, el retraso y las complicaciones en las obras del AVE Madrid-Barcelona- todo ello constituyó un caldo de cultivo formidable para llegar a la conclusión de que ninguno de los servicios que "dependen" de Madrid funciona en Cataluña. Los dirigentes republicanos, en particular, pero también los convergentes, se pusieron al frente de estas reclamaciones, y los socialistas no han podido menos que secundarlas e incluso apoyarlas con la mayor intensidad.

Y fruto de toda esa campaña "nacional" catalana han sido algunas manifestaciones de las últimas semanas y meses: se han incrementado quienes reclaman un Estado catalán y han crecido sustancialmente quienes solicitan más inversiones, mayor atención del Estado. No cabe descartar que algunas manifestaciones antimonárquicas tengan, asimismo, ese sustento y abono... Y la campaña ha resultado extraordinariamente eficaz, según se han encargado de exponernos, en las últimas horas, los medios informativos, alguno de ellos no sin escándalo. Los titulares de los diarios han sido sumamente explícitos: Zapatero sube un 24 por 100 la inversión en Cataluña para cumplir el Estatuto. Hacienda pagará 826 millones más de lo previsto al aceptar otro método de cálculo, dice uno. Solbes acepta incrementar en un 25 por 100 las inversiones para Cataluña, dice otro.

Zapatero sube un 25 por 100 la inversión en Cataluña en pleno griterío soberanista, dice ABC, que añade que El gobierno cede ante los nacionalistas para garantizar la aprobación de los presupuestos. Eleva a 4.000 la cantidad prevista para 2008 de "compensación por los presupuestos de 2007" O en La Razón: El gobierno cede a la exigencia de la Generalitat y entrega 4.021 millones, 826 más de los previstos para infraestructuras. Frente a estos titulares, algunos "de escándalo", la prensa catalana se limita a explicar que "el gobierno amplía la inversión en Cataluña y admite que se quedó corto en 2007 -Y que la aplicación del nuevo acuerdo situará el gasto en 2008 en unos 4.300 millones-

¿Quedarán aplacados los catalanes, verán resueltas sus dificultades para emplear Cercanías, El Prat, para que no se produzcan otros apagones, para que alguna vez llegue, finalmente, el AVE a Barcelona? ¿Se aplacará la reivindicación permanente, la amenaza también permanente de "romper con España" que vienen empleando Carod y Puigcercós a diario, y que reutiliza Montilla y Mas para argumentar "ante Madrid"? Es dudoso que así sea. La afición al victimismo está muy consolidada en Cataluña, y muy a menudo han comprobado que resulta sumamente eficaz y da resultados. ¿Se puede atender una elevación de los presupuestos de inversiones en todo el país -España- del nivel de la inversión aprobada, del 25 por 100 más, para Cataluña? Evidentemente, no...

José Cavero.

OTR Press

Isaías Lafuente

Lógica aplastante

por Isaías Lafuente

Francisco Muro de Iscar

Misioneros por el mundo

por Francisco Muro de Iscar

Julia Navarro

El arte de mentir

por Julia Navarro

Rafael Torres

Independencia F.C.

por Rafael Torres

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies