José Cavero.- Nuevos datos del Caso Brugal: Compraventa de dos televisiones locales

Actualizado 12/09/2010 14:00:29 CET

MADRID, 12 Sep. (OTR/PRESS) -

Como sucediera en los primeros tiempos del Caso Gürtel, el diario 'El País' viene proporcionando ya a diario nuevos y suculentos datos de esta nueva corrupción conocida en el PP alicantino. Hoy desvela que Ángel Fenoll, empresario imputado en el Caso Brugal, sostuvo económicamente un grupo mediático del PP alicantino a petición del presidente de la Diputación, José Joaquín Ripoll, también imputado. A cambio, según las grabaciones que constan en el sumario, reclamó contrapartidas.

La investigación policial ha permitido confirmar que Fenoll compró, a petición de la alcaldesa de Orihuela, Mónica Lorente, asimismo imputada, la emisora local 'Canal Vega Televisión', de cuya empresa, 'TV Orihuela, SL', es administrador único, desde enero de este año. Previamente, Fenoll se hizo cargo, a través de personas interpuestas, de la empresa 'Tabarka Media, SA', que gestiona dos televisiones locales, 'Canal 37' en Alicante y 'Onda Mariola', en Alcoi. La ex directora de Canal 9 Genoveva Reig estuvo al frente de 'Tabarka Media'. La empresa controla dos cadenas de Alcoy y Alicante. 'Tabarka Media' es el grupo que alentó en su día Eduardo Zaplana y para el que consiguió en 2002 el entonces presidente de la Generalitat valenciana apoyo financiero del grupo francés Bouygues, accionista mayoritario de Aguas de Valencia en esa época. Al frente de 'Tabarka Medi'a estaba Genoveva Reig, que fue directora de Canal 9 y directora General de Comunicación del Gobierno Valenciano en la época de Zaplana.

Según estas revelaciones, Reig dejó oficialmente la dirección de la nómina de 75 asesores de Ripoll en la Diputación. En realidad, Reig ya había dejado su cargo en el consejo de administración de la empresa en diciembre de 2009, cuando cedió su administración a Bruno José García Soto, hombre vinculado a las empresas de recogida y tratamiento de basuras, como el propio Fenoll, en cuyo nombre entró en 'Tabarka Media' en octubre, cuando se hizo una ampliación de capital. García Soto había comprado en julio de 2009 una empresa llamada 'Medios Hábiles, SL', en el banco de sociedades de Ramón Cerdá Sanjuán. 'Medios Hábiles' sirvió para entrar en 'Tabarka Media'. Posteriormente, en enero de este año, García Soto dejó la administración de 'Tabarka Media', que pasó a manos de Fernando Tomás Herrero, presidente de la Asociación de Promotores Turísticos de Dénia. El pasado 30 de julio se celebró otro consejo extraordinario de 'Tabarka Media' para sustituir también a Tomás Herrero.

Estos cambios accionariales y de gestión en poco más de un año encajan con el informe policial incorporado al sumario del Caso Brugal, según el cual, el empresario de Orihuela se hizo cargo de las dos televisiones de Alicante, tal como le pidió Ripoll, pero se negó a invertir grandes cantidades de dinero en una empresa cuya situación financiera era insostenible, lo que obligó a buscar de manera urgente otro inversor que evitara su desaparición. El propio Ripoll reconoció ayer que contactó con Fenoll para que entrara en el accionariado de la televisión. "Fue una iniciativa en el contexto de crisis y para intentar reflotar una empresa alicantina", puntualizó. El líder del PP desvinculó esos contactos con la adjudicación de la planta del plan zonal; "fue después", puntualizó.

De otro lado, señala hoy otra información de 'El País' que la corrupción sí tiene consecuencias políticas en la Comunidad Valenciana, al menos en el PSPV-PSOE. El secretario general de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, solicitó ayer a la dirección general del PSOE la suspensión cautelar de militancia del concejal en Elche y portavoz en la Diputación de Alicante Antonio Amorós. La decisión se tomó horas después de hacerse pública su imputación en la investigación del Caso Brugal. Previamente, el propio Amorós anunció su dimisión como portavoz, aunque mantiene el acta de concejal y el cargo de diputado.

El líder del PSPV-PSOE quiso evidenciar que, a diferencia de lo que ocurre con el PP, no está dispuesto a transigir con los casos de corrupción. "Esperamos que coopere con la justicia", dice Alarte respecto a Amorós. "Emplazo al señor Rajoy a que tome nota", afirma el líder del PSPV. "Le deseamos el mejor de los futuros", dijo Alarte en referencia a Amorós, para el que reclamó la presunción de inocencia a la que tiene derecho todo ciudadano y el respeto a su honorabilidad, pero anunció que la secretaria de Organización del PSPV-PSOE, Elena Martín, ha abierto el procedimiento para suspenderle de militancia. "Esperamos que coopere con la justicia", añadió Alarte. "Estamos seguros de que lo hará, dando ejemplo como un ciudadano de bien".

La decisión del líder socialista valenciano, coherente con lo que ha venido defendiendo -el mismo jueves reiteró que apartaría a cualquier militante imputado-, implica la apertura de un expediente disciplinario y su marginación de las listas electorales. Amorós, en teoría, deberá dejar de formar parte de los grupos de concejales socialistas, aunque el líder del PSPV-PSOE dijo desconocer la normativa en la Diputación de Alicante sobre la creación de grupos mixtos o de no adscritos. Ayer mismo, el grupo socialista en la Diputación de Alicante apoyó la suspensión de militancia de Amorós y nombró portavoz provisional a María Teresa Carbonell, concejal en Xixona, a la espera de reorganizar su estructura el próximo lunes. A lo largo de todo el día, la dirección del PSPV mantuvo contactos con la organización en Alicante, donde el relevo de Amorós, hombre próximo a la familia de la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, supone un trauma importante y ha levantado ampollas. "Esperamos que todo se aclare y se investigue por el bien de la sociedad", dijo Alarte, que añadió: "Emplazo al señor Rajoy a que tome nota".

El dirigente socialista citó a Camps, Ripoll, Fabra y "hasta 40 cargos más del PP" implicados en investigaciones por corrupción. Tras apuntar que, como Antonio Amorós, también son ciudadanos con derechos, añadió: "Pero existen responsabilidades políticas". El secretario general del PSPV-PSOE criticó la negativa del presidente Francisco Camps y del PP valenciano a tomar medidas contra la corrupción y la pasividad de Mariano Rajoy ante lo que calificó como "un entramado generalizado de corrupción" del que el caso Brugal solo es una parte. Amorós es el único cargo socialista valenciano implicado en un caso de corrupción y se ha convertido en la primera víctima política del caso Brugal, que investiga una supuesta trama del PP vinculada al negocio de la basura en el sur de Alicante. El juez ha imputado a un centenar de personas, entre ellas varios cargos públicos y empresarios. "Es lo mejor para que nadie me utilice para tapar sus miserias. Yo, por ahora, no estoy imputado en el caso Brugal", dijo Amorós, que no ha recibido todavía la notificación de su situación, "y si en el futuro se abren diligencias contra mí, adoptaré nuevas decisiones".

El político socialista está imputado en la rama del caso Brugal que investiga un supuesto cohecho por la adjudicación de la planta de basuras del plan zonal de La Vega Baja. Junto a Amorós, en esa causa hay otros 21 imputados, entre ellos, el presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, el adjudicatario; el constructor Enrique Ortiz y el empresario Ángel Fenoll, viejo conocido de los populares alicantinos. El edil socialista defendió su inocencia y su "nula capacidad de decisión" en la adjudicación de la planta de basuras: "Nunca me he sometido a intereses viles o pretensiones indecentes".

OTR Press

Pedro Calvo Hernando

Un verano de locura

por Pedro Calvo Hernando

Esther Esteban

Mentiras arriesgadas

por Esther Esteban

Fernando Jáuregui

La imaginación, al poder

por Fernando Jáuregui

Fermín Bocos

En la cuerda floja

por Fermín Bocos