Oferta a los controladores.

Actualizado 06/08/2010 14:00:14 CET

MADRID, 6 Ago. (OTR/PRESS) -

Aseguran algunos medios que los controladores aéreos se han pasado buena parte de la noche del miércoles considerando las ventajas e inconvenientes de la propuesta que les ha efectuado el ministerio de Fomento para tranquilizar de una vez al sector y devolver la paz a los aeropuertos. Entre otras cosas, porque los controladores no tienen claro que una huelga en pleno agosto, aun respaldada por la inmensa mayoría del colectivo, sea la mejor solución para sus intereses. Por eso dieron ayer un paso a atrás y prefirieron mantener el suspense sobre la convocatoria legal del paro.

Con ello buscaban forzar al ministro de Fomento a que realizase . Y Blanco salió al paso horas después, poniendo sobre la mesa de negociación -las reuniones continuarán en las próximas horas- un salario medio anual de 200.000 euros hasta el 2013. Según Aena, esa cifra, ya conocida, sólo estaba garantizada para el ejercicio 2010. Ese sueldo, eso sí, estará condicionado a que la prestación del servicio se realice *con plena normalidad, en un marco de competitividad y de reducción del absentismo*. Junto a ello, la empresa dependiente de Fomento está dispuesta a *adecuar la jornada laboral a la carga de trabajo existente en cada dependencia*, con un límite de 1.670 horas, como marca el decreto. También propone la introducción de una cláusula que permite los cambios entre controladores, siempre que sean autorizados por la compañía.

Por la mañana, los vigilantes del cielo habían reclamado al Gobierno -sin dar demasiados detalles- un *cambio radical de actitud* que, de producirse, podría acabar dejando la amenaza de huelga en papel mojado. *Las próximas horas serán decisivas*, dijeron, mientras insistían en que Blanco era el *único responsable* de la situación creada, que tiene en vilo a todo el sector del turismo, que ha cifrado en 39 millones de euros el coste diario de cada día de paro. A primera hora, antes de conocer la oferta dineraria, y en un multitudinario encuentro con la prensa, el sindicato de controladores (USCA) apretaba un poco más la tuerca de la negociación al subrayar que su comité ejecutivo se reuniría *cuando lo estime necesario* para *valorar la oportunidad de un paro*. *Puede que lo haya, o puede que no, dependerá del ministro*, dijeron. *Es su última oportunidad; no queremos ir a la huelga*, señalaron los representantes de USCA, que continuaban así amagando con el órdago, aunque sin poner las cartas sobre la mesa. Tampoco se quedó corto el ministro.

En Lugo, Blanco salía al paso de las acusaciones de irresponsabilidad vertidas contra él por el colectivo asegurando tajante: *Irresponsable es quien se sienta desde el año 2005 en una mesa de negociación y no tiene voluntad de acordar porque el único acuerdo posible es mantener unos privilegios de los que no se goza en ningún lugar del mundo*. En definitiva, ambas partes echaban más leña a un fuego cuyo peligro reconocen los propios controladores. *La convocatoria tendría sus riesgos, pues nos podemos ver abocados a un laudo arbitral, que yo creo que es el objetivo del ministro*, reconoció Daniel Zamit, portavoz de USCA. Zamit y su compañero en las labores de comunicación del sindicato, César Cabo, aseguraron que, en todo caso, la huelga no se produciría *antes del puente del 15 de agosto*, para perjudicar lo menos posible a los ciudadanos. Lógico, pues el paro se debe advertir con diez días de antelación.

La pregunta es: ¿Satisfarán esos 200.000 euros anuales a unos funcionarios que siempre han estado bien tratados, y a los que no favorece ninguna comparación europea? ¿Verán suficiente firmeza en Blanco para resolver de una vez la cuestión de unos sueldos desbocados durante años? Traduciendo a pesetas esa oferta de 200.000 euros anuales, es decir, 33 millones de pesetas, ¿Se verán satisfechas sus aspiraciones económicas y salariales? Casi todos los españoles se cambiarían ahora mismo por estos privilegiados ciudadanos que controlan los cielos...

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies