El PP avanza "hacia el marxismo-leninismo".

 

El PP avanza "hacia el marxismo-leninismo".

Actualizado 17/06/2010 14:00:39 CET

MADRID, 17 Jun. (OTR/PRESS) -

La ironía, o el sarcasmo, pertenecen a la vicepresidenta Fernández de la Vega, que daba la réplica a su compañera de asiento parlamentario, la portavoz popular Soraya Sáenz de Santamaría, en lo que ya es un divertimento garantizado en la sesión de control del Gobierno de cada miércoles. La veterana doña Teresa y la meritoria "triple ese", suelen atizarse muy severos embates en sus preguntas y respuestas de cada semana. En esta ocasión, esa sesión de control al Ejecutivo además de volver a dejar claro que no hay vías para el entendimiento entre Gobierno y oposición volvía a ser escenario de reproches, críticas e ironías entre Gobierno y oposición. En esta ocasión, De la Vega llegó a decir que los conservadores llegarán a "abrazar el marxismo-leninismo" y Soraya Sáenz de Santamaría se ha despachado acusando al Gobierno de "déspota".

La polémica estallaba a raíz de la pregunta que la portavoz de los diputados conservadores ha dirigido a la vicepresidenta primera sobre supuestos planes contra la crisis que sobrellevarán las clases medias. Para la portavoz del PP en el Congreso, el Gobierno adolece, sobre todo, del "coste de la credibilidad" del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, que "empieza a ser ya insoportable", en su opinión. "Están llevando a los ciudadanos a una situación límite", según opinó. Sáenz de Santamaría señalaba que "el coste tan alto" de los "errores" del Gobierno en su gestión económica lo pagan las clases medias y, por ello, ha pedido a la vicepresidenta que explique si entre los planes del Ejecutivo figura alguna medida que vaya en la misma dirección. Sin embargo, añadió, acto seguido, que "el estilo del Gobierno es no dar explicaciones". Y en alusión a De la Vega dijo SSS: "Y el suyo, miércoles tras miércoles, es no dar explicaciones; pero yo le voy a definir el estilo, despotismo, eso sí, un despotismo endeudado" que consiste en "gobernar a costa de los españoles pero sin los españoles".

La vicepresidenta primera ha respondido, tras estas palabras de Sáenz de Santamaría, que al PP, en las últimas semanas, se le escuchan "cosas que causan sonrojo, incluso al propio Partido Popular, que a este paso va a abrazar el marxismo-leninismo y se quedará tan pancho". Se refería a recientes intervenciones públicas de la secretaria general del PP, María Dolores De Cospedal, quien ha proclamado durante los últimos días que el suyo es ahora el partido que defiende los derechos de los trabajadores. De la Vega, terminada la alusión a los conservadores, ha defendido la política social de su Gobierno, que hasta la fecha ha subido las pensiones mínimas y el salario mínimo interprofesional, así como ha puesto en marcha la ley de dependencia o el permiso de paternidad. "Eso es apoyar a las clases medias", sentenció, y también enumeró el aumento de las becas, de las prestaciones sociales, acometer el cambio del modelo productivo, emprender la reforma laboral o la del sistema financiero español. Todo eso, según ha recalcado De la Vega, es lo que hace el Gobierno, en tanto que el PP, en su opinión, se dedica a "rebañar el plato electoral". "Qué papelón, qué pena", ha concluido.

Y hasta el miércoles que viene, que llegará con otro "intercambio de maldades"...

OTR Press

Esther Esteban

Esos locos bajitos

por Esther Esteban

Fermín Bocos

Fuera van ganando

por Fermín Bocos

Charo Zarzalejos

Sin derecho a la sorpresa

por Charo Zarzalejos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies