El PP descarta un Tea Party interno.

Actualizado 22/10/2010 14:00:42 CET

MADRID, 22 Oct. (OTR/PRESS) -

La Dirección Nacional del Partido Popular descarta "por completo" la posibilidad de que en el seno de esta formación política surja un movimiento similar al Tea Party, que en estas últimas semanas ha cobrado cierta actualidad por su papel como revulsivo de la 'militancia' republicana en los Estados Unidos. "No hay futuro para un Tea Party en el Partido Popular", afirman fuentes de toda solvencia de Génova 13, que menciona una información de El Confidencial. Estas fuentes de la sede del PP apuntan varias razones para ello. La primera es que "el modelo electoral es radicalmente distinto, y hace muy difícil importar experiencias muy vinculadas a la democracia americana". De hecho, estas fuentes señalan que "en ningún otro país europeo, donde las democracias se fundamentan en partidos muy monolíticos y de fuerte presencia electoral, se producen este tipo de movimientos ciudadanos dentro de las formaciones políticas". "Es cierto -añaden- que el modelo americano es mucho más abierto, y por eso para que algo parecido al Tea Party pueda darse aquí habría que cambiar nuestro modelo electoral. Hoy por hoy los partidos, no sólo el Partido Popular, son organizaciones, en comparación con los dos grandes partidos americanos, más cerradas, lo que no quiere decir menos democráticas, pues también se producen debates internos, aunque de otra manera".

La segunda razón tiene que ver con la propia ideología que viste este fenómeno, "muy conservadora en algunas cosas, y demasiado liberal en otras. Nosotros nos alejamos de ambos extremos o, dicho de otro modo, nuestra alma se divide entre demócratas y republicanos", afirman estas fuentes. Así, el PP rechaza de plano cuestiones como "la desaparición de la sanidad o la enseñanza públicas, que proponen los miembros del Tea Party", señalan. "Nuestro electorado es mucho más heterogéneo, y por eso no podría triunfar un movimiento tan marcado en determinados asuntos, que pretende condicionar a los líderes republicanos y alejarlos de sus posiciones más moderadas para defender otras más extremas como las mencionadas", señalan fuentes de la Dirección del PP. Aunque hay otras cosas con las que sí están de acuerdo: "Estamos a favor de pagar menos impuestos y de que el Estado reduzca su presencia en la sociedad".

¿Qué hay, entonces, de las voces que reclaman un Tea Party para el PP? "No tienen sentido. Nosotros tenemos nuestras convenciones, nuestros congresos, donde se debaten los temas que después van a ocupar nuestro programa", dicen en Génova. Más allá de esta cuestión, dichas fuentes señalan que quienes alimentan informativamente ese género de "política ficción" lo hacen para "dañar la imagen del PP y vincularla con movimientos de extrema derecha que, en estos momentos, solo existen en la mente calenturienta de algunos medios de comunicación de la izquierda". Cabe recordar que, recientemente, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, mostraba su simpatía hacia este movimiento político norteamericano, lo que impulsó las sospechas de coincidencia de propósitos e ideologías.

 

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

¿En qué está pensando el PP?

por Francisco Muro de Iscar

Victoria Lafora

El discurso del rey

por Victoria Lafora

José Luis Gómez

El móvil es caro

por José Luis Gómez