PSOE y PP se alejan del pacto energético.

Actualizado 29/09/2010 14:00:40 CET

MADRID, 29 Sep. (OTR/PRESS) -

Asegura este martes una información de El Confidencial que "el cajón de sastre de la Ley de Economía Sostenible (LES) también esconde cambios en la política nuclear del Gobierno". Según sus datos, el Grupo Socialista pretende cerrar la puerta a las renovaciones extraordinarias de las centrales nucleares, rectificando la posición del ministro de Industria, Miguel Sebastián, y dinamitando las últimas opciones para alcanzar un acuerdo sobre energía con el Partido Popular. Aporta el dato de que los socialistas han colado, entre las 219 páginas de enmiendas presentadas a la LES, una modificación del artículo 80, donde se ordena el sistema energético español. El texto original aprobado en Consejo de Ministros prevé "mantener, de acuerdo a la normativa vigente, el calendario de cumplimiento de los 40 años de vida útil de las centrales nucleares, incorporando en todo caso a dicha normativa el cumplimiento de requerimientos medioambientales y de seguridad específicos en los casos de renovación extraordinaria de las concesiones por encima de dicho plazo, derivadas del desarrollo de nuevas tecnologías y de la necesidad de garantizar el mantenimiento del suministro".

Sin embargo, la enmienda del PSOE retira de este punto la mención a la ampliación extraordinaria, manteniendo "el plazo de 40 años de vida para el que fueron diseñadas" las centrales. Los socialistas justifican esta rectificación indicando que se trata de una simple "mejora técnica" para "adaptar el texto de la disposición a la regulación sectorial vigente". En cambio, para el PP supone un "torpedo a la línea de flotación de la política energética y de la competitividad de la economía". Según Fátima Báñez, miembro del equipo económico del Grupo Popular, se trata de un paso atrás que impide que centrales como Garoña, que actualmente disfruta de una prórroga de cuatro años, puedan continuar funcionando después de 2013. Asimismo, esta posición impide cualquier tipo de acuerdo entre Gobierno y PP sobre energía. "El Ejecutivo ha traspasado las dos líneas rojas: la subida de la luz y la ideologización de la política energética", señaló Báñez a este diario.

Los populares tampoco confían ya en Sebastián, pese a que es el miembro del Gobierno más favorable a la energía nuclear. "El acuerdo debe ser entre PP y PSOE, porque Sebastián puede dejar de ser ministro en cualquier momento, y si Zapatero, Pajín o Caldera no aceptan las centrales nucleares, el pacto no es fiable", añadió la diputada del PP. Cabe recordar que, además de esta desautorización del Grupo Socialista en las enmiendas de la LES, el titular de Industria sufrió otra rectificación en el Consejo de Ministros del pasado día 17, cuando trató de aprobar la construcción del almacén de residuos nucleares en Zarra (Valencia).

Esta iniciativa para fijar en 40 años la vida de las nucleares contrasta también con la intención de Sebastián de fijar una nueva tasa para estas centrales. Industria busca ingresos extras que eviten que todo el déficit del sector eléctrico, que supera los 14.600 millones, se pague a través de subidas en la tarifa. El calendario marcado por el Gobierno estipula que en 2013 deben equilibrarse ingresos y gastos en este sector, por lo que la luz subirá en octubre un 4,8 por ciento, y debería hacerlo un 15 en 2011 para cumplir con las previsiones del Ejecutivo. Un incremento que no cuenta con el aval del PP y que, junto con la política nuclear, aleja a socialistas y populares del pacto energético.

OTR Press

Antonio Casado

Muchos rusos en Rusia

por Antonio Casado

Fermín Bocos

Oportunistas

por Fermín Bocos

Fernando Jáuregui

Cuento de pre-Navidad

por Fernando Jáuregui

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies