Satisfechos a medias con el Metro.

Actualizado 29/09/2010 14:00:52 CET

MADRID, 29 Sep. (OTR/PRESS) -

Una encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) a 2.380 viajeros de Metro, Metro ligero y tranvía de siete ciudades españolas, desvela cuál es el grado de satisfacción de los usuarios de este medio de transporte. Así, según el estudio, Tenerife y Bilbao prestan el mejor servicio, mientras que en Barcelona y Valencia coger el metro, sigue siendo la mejor manera de empezar el día con mal pie. La encuesta publicada en la revista 'OCU-Compra Maestra' del mes de octubre ha recogido las opiniones de viajeros de Barcelona, Bilbao, Madrid, Palma de Mallorca, Sevilla, Tenerife y Valencia. Comparar precios y averiguar los aspectos más y menos positivos en cada ciudad han sido sus principales objetivos.

Así, las aglomeraciones surgen como el asunto que más preocupa a los usuarios. Especialmente a los valencianos, ya que un 68 por ciento afirma experimentar sensación de agobio o malestar con bastante frecuencia; una cifra que baja al 51 en el caso de los madrileños y al 50 de los barceloneses. Los usuarios de Bilbao (39 por ciento), Tenerife (29), Sevilla (28) y Palma de Mallorca (20) reconocen estar menos afectados por las aglomeraciones.

La falta de información recibida en caso de averías e incidencias en el servicio es también uno de los mayores motivos de insatisfacción. El 34 por ciento de los madrileños y el 32 de los valencianos consideran que los trenes se detienen bastante a menudo sin razón aparente. Las interrupciones causadas por las obras son la principal queja de los usuarios de Barcelona, mientras que a los tinerfeños les molesta que no se ofrezca otro medio de transporte alternativo cuando el servicio se interrumpe de manera prolongada. Los usuarios de Valencia vuelven a llevarse la peor parte para encontrar sitio libre, seguidos de los barceloneses y madrileños. No ceder el sitio reservado ni dejar salir antes de entrar es más habitual en Barcelona, Valencia, Madrid y Tenerife así como no encontrar personal en instalaciones o vagones cuando lo necesitan. El Metro es un medio de transporte con muy baja siniestralidad, sin embargo, la OCU ha preguntado sobre otro aspecto de la seguridad: la frecuencia con que los pasajeros presencian o sufren situaciones desagradables (agresiones verbales y físicas, robos, atracos, etc.).

La lista negra la encabezan Barcelona y Madrid, en concreto, los usuarios de Barcelona citan las líneas 1, 3 y 4 y los de Madrid la 5, 6, 1 y 10 como las peores líneas de metro. En el extremo opuesto, Sevilla parece ser la ciudad más segura. Los usuarios del metro están medianamente satisfechos con el funcionamiento del Metro, salvo en Valencia, ya que el 25 por ciento de los encuestados valoró globalmente su línea habitual por debajo de 50. En general, los aspectos mejor valorados por los pasajeros en relación con el funcionamiento son la puntualidad, la cobertura y diseño de la línea y la seguridad del transporte. Lo peor: amabilidad del personal y la frecuencia de los trenes.

Más del 70 por ciento de los usuarios de Sevilla, Barcelona, Valencia y Tenerife consideran que el precio del billete es caro o muy caro. Sin embargo, los usuarios de Palma de Mallorca y Bilbao están más satisfechos con el precio. La OCU ha dado traslado de estos resultados a las empresas concesionarias del servicio de metro y pide que el incremento de precios anual no sea superior al IPC, que las administraciones ofrezcan una mayor diversidad de títulos de transporte, ajustándose a los diferentes perfiles de usuarios y que se avance en la integración tarifaria para que un mismo título sirva para diferentes medios de transporte y se permita de este modo realizar cambios durante un periodo de tiempo sin tener que validar un nuevo billete. Metros mejorables, pero disponibles en grado diverso...

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies