Tareas urgentes y avance en las encuestas

Actualizado 22/01/2007 1:00:25 CET

MADRID, 22 Ene. (OTR/PRESS) -

Después del gran desastre del 30-D, y de asumir sus costes materiales y morales, queda, una vez más, encauzar la cuestión vasca y, luego, encarrilarse hacia las elecciones de mayo próximo. Para la primera de las grandes cuestiones, no estaría de más un debate entre el cardenal Cañizares de Toledo y monseñor Uriarte de San Sebastián. El primero sigue 'tridentino': negociar con una banda terrorista es inmoral. El segundo aboga por reanudar esa negociación, en nombre de la paz. Pero, en tanto ese debate se produce -sería glorioso ejemplo de transparencia en la fe-, los políticos deben afrontar las cuestiones que tienen ante sí, y no hay duda de que resolver la violencia callejera e impedir la participación de Batasuna en los comicios de mayo son dos cuestiones de la mayor urgencia. Cuenta que ETA podría 'jugar' ahora a un recrudecimiento de la violencia callejera, lo cual significaría un claro desgaste para la opción electoral de los 'abertzales'. ¿Esta vez se pondrán de acuerdo los políticos y los militares de la banda, o cada cual irá a su propio juego, en detrimento del contrario que es socio? Es muy probable que empecemos a observar que en las algaradas callejeras empieza a haber detenciones, posiblemente muchas detenciones, contrariamente a lo que venía sucediendo en los últimos meses. La Ertzainza de Ibarretxe y la policía de Rubalcaba parecen muy de acuerdo en emplearse a fondo para conseguir el milagro: que Batasuna fuerce a ETA a ir abandonando la violencia de toda clase y condición y piense en la conveniencia de encauzarse por las vías del diálogo y de las urnas democráticas.

Por lo que se refiere a la política 'de Madrid', es probable que Rajoy empiece a pagar la factura de unos cuantos excesos verbales recientes. Esperanza Aguirre dice que prefiere quitarse la imagen ultraderechista de los últimos tiempos para ir más liberada a las elecciones de mayo. Y según las encuestas, a Rajoy le empiezan a pasar factura sus intransigencias e impertinencias, su soledad en el Congreso, su 'tirarse al monte'. En efecto, pudiera interpretarse que la opinión, inicialmente hostil a Zapatero, tras el atentado de la T-4, regresa a su favor, aunque dos encuestas radicalmente distintas, en La Vanguardia una y en Colpisa la otra, no terminan de aclarar las cosas. Pero es posible que la de Colpisa sea anterior a la de La Vanguardia, y ésta última recoja opiniones más recientes. En el sondeo del instituto Noxa para La Vanguardia, Zapatero conserva su rédito electoral pese al atentado, y la estrategia de enfrentamiento del PP por ETA pasa factura a Rajoy. El PSOE casi repite resultado de 2004 y los populares caen 2,9 puntos. La mayoría avala el intento de diálogo con los etarras.

También en los sondeos internos del PSOE, de los que se hace eco La Razón, se aprecia que Zapatero remonta el vuelo y que Moncloa recobra el aliento. El líder socialista ha vuelto a tomar oxígeno y parece disfrutar con el aislamiento del PP, dice el periódico. Y finalmente, según la encuesta Colpisa-Metraseis, coincidente con las que ya se dieron a conocer tras el atentado de Barajas, el PP aventaja al PSOE en 2,4 puntos. Zapatero, en una puntuación de cinco, es más valorado que Rajoy, que recibe un 4,3. La mayoría de los encuestados consideran negativo el momento político que atraviesa España. Los españoles suspenden la labor del Gobierno y de la oposición.

José Cavero

OTR Press

Pedro Calvo Hernando

Entre Lleida y Sijena

por Pedro Calvo Hernando

Fermín Bocos

El día después

por Fermín Bocos

Esther Esteban

El expolio de Sijena

por Esther Esteban

Julia Navarro

Escaño cero "Jerusalén"

por Julia Navarro

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies