La victoria y la ausencia de Rajoy en el debate

Actualizado 17/07/2010 14:00:30 CET

MADRID, 17 Jul. (OTR/PRESS) -

Soy hoy varios los periódicos que destacan el resultado final del juego de cada Debate del estado de la Nación: "quién ganó el debate". En concreto, los titulares de mayores dimensiones de tres diarios, El País, El Mundo, y La Gaceta, son esta vez coincidentes en que el debate lo ganó, aunque por la mínima de un punto, el líder del PP, Mariano Rajoy. Ya es sabido que se trata de un juego en el que participan muchos periodistas y otros ciudadanos, por su propia cuenta o alentados por encuestas de urgencia que efectúan los colegas.

Hasta ahora, año tras años, en los cinco que ha celebrado el presidente Zapatero, había vencido a su adversario, y había notable expectación sobre lo que pudiera ocurrir esta vez, cuando el jefe del Gobierno se veía especialmente en soledad, sobre todo por causa de las decisiones de recorte de gastos por causa de la crisis. ¿Quién ha ganado esta vez' Pues, esas encuestas finales, suscrita por firmas de prestigio en la materia, dicen la última palabra. Es el caso de La Gaceta, que dice en su principal titular de portada que Rajoy ganó el debate de la Nación, fue más creíble y generó más confianza, según una encuesta de Ipsos que le otorga el 40,5 por 100 de los votos de los encuestados.

También es el caso de El Mundo, que asegura en su primer gran titular que Rajoy ganó por primera vez el debate del estado de la nación por un solo punto de diferencia. Dice el diario que Zapatero es brillante y buen comunicador, que Rajoy resulta agresivo, y ambos, demagogos. Firma el trabajo Sigma Dos.

También en El País se coincide en señalar que Rajoy vence en el debate por la mínima, aunque la mayoría rechaza las elecciones anticipadas que propuso el líder del PP. La encuesta de Metrovacesa indica que el líder de la Oposición venció por tres puntos a Zapatero en el pulso político, y que los españoles están asentados en el escepticismo sobre los dos líderes.

La Vanguardia cuenta que el Gobierno se jacta de que Zapatero salvó el cuello y Rajoy desapareció, mientras el PP destaca que el debate evidenció la ausencia de un timonel ante la crisis. En la Moncloa se señala que lo importante era demostrar que Zapatero no estaba liquidado, y así fue. Y en el PP se muestra parecida satisfacción: hemos demostrado que el presidente está solo esperando un golpe de suerte.

En El Periodista Digital se cuenta lo que dijo Juanjo Calleja en la CNN: Que Rajoy siempre es un fiasco en el debate del Estado de la Nación. A su vez, el diario Público, como ayer La Sexta, critican la ausencia de Rajoy del pleno de ayer, segunda jornada del debate. Cuenta Público que el jefe de la oposición decidió ayer quedarse en su despacho de la sede nacional del PP y no acudir a la segunda sesión del debate sobre el estado de la nación. Mariano Rajoy no fue a escuchar la intervención de los portavoces del Grupo Mixto (BNG, CC, UPyD, UPN y NaBai) y del Socialista. Tampoco la respuesta que les daba José Luis Rodríguez Zapatero. El líder del PP prefirió dedicar la mañana "a ocuparse de temas pendientes y adelantar trabajo", tal y como explicaron sus colaboradores. Estos sostienen que no es la primera vez que ocurre y que nunca nadie antes lo había denunciado. Pero no pudieron concretar una fecha. Y aunque algunos diputados conservadores aseguraron que a ellos les "sonaba" que esta polémica ya se suscitó hace tiempo, lo cierto es que Rajoy siempre ha estado presente en el Congreso durante todos los días en los que ha durado el debate sobre el estado de la nación. Blanco afirma que a Rajoy "le da pereza todo" y que anteayer quedó "noqueado". Fuentes del PP explicaron ayer que su jefe no consideró necesario asistir porque desde que se reformó el Reglamento se retrasa la votación de las propuestas de resolución y no es imprescindible que esté presente escuchando a todas las fuerzas políticas. Una de sus colaboradores aseguró que su jefe había realizado su labor "muy bien" el día anterior en su cara a cara con Zapatero, que él se encontraba "satisfecho" del papel que había realizado y que los suyos no consideraban "para nada" que fuera una falta de respeto no permanecer hasta el minuto final sentado en su escaño. Pero en el Gobierno y en las filas socialistas sentó muy mal el feo que Rajoy le hizo a los partidos que, en conjunto, representan a cerca de 12 millones de españoles. A juicio del PP, el presidente del Gobierno debe estar "muy desesperado" para montar "un lío" con todo este asunto. Además, recuerdan que en la primera jornada Rajoy estuvo prácticamente hasta acabar el debate y que escuchó atentamente las palabras del portavoz del PNV, Josu Erkoreka, y también las de su homólogo en CiU, Duran i Lleida. El PP cree que el Gobierno está "muy desesperado" para montar "este lío" Los mismos diputados conservadores notaron la falta de su líder. Los que estaban, porque también eran pocos. De los 153 con los que cuenta el Grupo Popular sólo se veía en su bancada a una veintena de ellos a primera hora de la mañana. Estos se mostraban sorprendidos por no ver a su jefe de filas pero se escabullían ante los periodistas para no tener que opinar sobre su ausencia. Uno de ellos reconoció que la ausencia de Rajoy les hacía un flaco favor porque con ello contribuye a alimentar la "fama de vagos" que tienen los parlamentarios, según él inmerecida. Se le veía disgustado. "Mejor que hubiese venido una hora para hacerse la foto y así no habría habido problemas", apuntó.

En la dirección insistieron en que no se puede montar "un escándalo". Y, preguntada por ello, la portavoz del Grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, quiso quitarle hierro de inmediato. Pero éste habrá sido el debate en que vence y se ausenta Rajoy.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies