Zapatero llama a la calma sobre el Estatut.

 

Zapatero llama a la calma sobre el Estatut.

Actualizado 25/11/2009 13:00:57 CET

MADRID, 25 Nov. (OTR/PRESS) -

Bien informado del revuelo político que viene suscitando entre los políticos catalanes la sospecha de que el Tribunal Constitucional rebajará el contenido del Estatuto catalán, que viene analizando desde hace tres años, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha querido intervenir durante su viaje por Oriente Medio, y desde El Cairo, ha afirmado que tiene "confianza en el buen criterio" del Tribunal Constitucional. Zapatero ha pedido calma y que se deje trabajar "con sosiego" al Tribunal Constitucional. El presidente ha evitado pronunciarse sobre las filtraciones periodísticas acerca del contenido de la esperada sentencia ni sobre las reacciones políticas que ha provocado.

En una rueda de prensa que ha concedido junto al primer ministro de Egipto, Ahmed Mahmoud Nazif, Zapatero ha asegurado que nunca hace caso de las filtraciones porque le parece "un mal método de trabajo". "Confío en que cuando se produzca la sentencia, que no sé si es inminente", ha declarado Zapatero, "seguro que las cosas discurrirán razonablemente". Zapatero ha reiterado su petición de calma y ha recordado que en situaciones similares, como cuando se aprobó el proyecto de Estatuto en el Parlamento catalán y español, o cuando se negoció la financiación autonómica, se obtuvo "un buen resultado para todos en general y para las exigencias catalanas en particular".

Con relación a esas filtraciones periodísticas que ha mencionado el presidente, cabe recordar que el pasado domingo, el diario El País publicaba que el Constitucional afronta la recta final de la sentencia del Estatuto entre fuertes divisiones internas y peticiones de dimisión, y avanzaba que la votación prospectiva del pleno del Constitucional del pasado día 12 dejó patente que una mayoría de seis magistrados frente a cuatro sigue encallada en su oposición a los "símbolos nacionales", en tanto que el término "nación", que aparece en el preámbulo del Estatut, habría quedado descartado en el último borrador de la ponencia.

A su vez, hoy en el diario La Vanguardia se asegura que dos magistrados del TC, Eugeni Gay y Pascual Sala, impidieron que se produjera una sentencia que hubiera significado la práctica "laminación del Estatut". Según explica esta crónica, los dos magistrados "se plantaron ante un intento muy elaborado de pacto a la baja", concretado en una fórmula abiertamente contraria al texto aprobado por las Cortes y refrendado por el pueblo de Cataluña. Los dos jueces se negaron a aceptar reformas del proyecto que hubiera entrañado una fuerte devaluación de la reforma estatutaria, cerrando el paso a los intentos de alcanzar el consenso mediante un fallo que suponía una renuncia en bloque ante el sector conservador del TC.

Los dos magistrados argumentaron que el Estatut fue resultado de un laborioso pacto político que puede encajar en la Constitución en muchos de sus aspectos fundamentales y que no puede recibir del Estado una negativa a su voluntad de desarrollo autonómico, después de que las Cortes debatieran el texto remitido por el Parlamento autonómico catalán. En suma, los dos magistrados trataron de impedir un fallo susceptible de ser interpretado en Cataluña como un "hachazo" a sus pretensiones identitarias.

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

No saber quiénes somos

por Francisco Muro de Iscar

Victoria Lafora

La siembra y la cosecha

por Victoria Lafora

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies