De la guerra a la utopía

 

De la guerra a la utopía

Actualizado 23/03/2008 1:00:33 CET

MADRID, 23 Mar. (OTR/PRESS) -

Esta semana -de pasión- se han cumplido cinco años de la invasión de Irak, un país que con Sadam Hussein estaba mal y que luego se puso peor, sin que el mundo tampoco mejorase tras esa guerra inacabada en la que miles de personas, que se dice pronto, han perdido sus vidas. España, un estado habitualmente poco activo en la escena internacional, no pudo elegir peor ocasión para salir en la foto. En la triste foto de las Azores donde a Aznar se le mueve su cuidada melena y Bush le pasa la mano por el hombro. Menuda hombrada.

Cinco años después, uno y otro continúan defendiendo lo que hicieron, mientras el tercero en discordia, Tony Blair, opta por una posición más discreta, y el cuarto -sí, hubo un cuarto, Durao Barroso, el anfitrión portugués- figura agazapado en la Comisión Europea, donde ahora hace de hombre bueno. Otros agentes de la crisis también siguen en las mismas: Arabia Saudí, apoyando a la minoría suní frente a la mayoría chií, e Irán, aguardando hacerse con el control de la zona.

Hoy por hoy, Irak tiene aparentemente unas instituciones democráticas pero en la práctica es un protectorado de Estados Unidos donde no funciona casi nada, salvo la muerte. Al ir a buscar agua es más fácil encontrar un disparo que llenar la botella. Pero si la situación interna en Irak es pésima, la del resto del planeta tampoco mejoró, ya que esa invasión dio alas al terrorismo de Al Qaeda y radicalizó las posiciones de Palestina e Irán, complicando todavía más la de por sí inestable situación de Oriente Medio.

La mirada al futuro nos lleva de nuevo a Estados Unidos, donde el resultado de sus elecciones será decisivo para el porvenir de Irak y del mundo. La esperanza se llama Barak Obama y, en menor media, Hillary Clinton, si bien ninguno de los dos dispone de un plan concreto, más allá de criticar al conservador John McCain por querer seguir en Irak el tiempo que haga falta. La respuesta española es ahora una alianza de civilizaciones.

José Luis Gómez

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies