El PP, tocado pero no hundido.

Actualizado 10/09/2012 14:00:50 CET

MADRID, 10 Sep. (OTR/PRESS) -

Hay gente, sobre todo de la política, que le da mucha importancia a si Mariano Rajoy solicita o no el rescate de inmediato y si esa decisión depende de las elecciones del 21 de octubre en dos comunidades, sobre todo en Galicia, que es donde el PP se juega seguir gobernando.

Todo eso es así, pero hasta cierto punto. En primer lugar, el Gobierno de Rajoy tiene que hacer frente a un inminente calendario de devolución de deuda que no puede mover, ya que los vencimientos tienen fecha fija. Y hablamos de unos 30.000 millones de euros, que para situarnos equivalen a más de la mitad de la recaudación por IVA. En segundo lugar, la maquinaria europea que concede el rescate funciona de manera tan lenta -nada novedoso, por cierto- que el nuevo fondo, el denominado Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), no estará operativo hasta la semana de las elecciones en Galicia y el País Vasco. Y ese fondo es fundamental para el probable rescate de España, junto a la actuación combinada del Banco Central Europeo.

En resumidas cuentas: si hay rescate se podrá ir negociando, pero su firma y tramitación será casi con toda seguridad posterior a las elecciones en Galicia y Euskadi y anterior a los multimillonarios vencimientos de deuda. Es un calendario difícil de gestionar para el Gobierno, pero en cambio puede ser gestionable para el PP ante sus electores, en la medida en que lo peor -si llega- vendrá después del 21-O.

Otra cosa distinta es que el mal ya esté hecho y que el PP sufra un importante desgaste. Pero aunque eso pueda ser cierto en general, su traducción a las elecciones de Galicia y el País Vasco puede tener un alcance más limitado. En Galicia, el PP tiene cuesta arriba la defensa de su mayoría absoluta, pero según todas las encuestas continuará siendo la primera fuerza política, a pesar de que Feijóo encabeza una marca dañada. Y en el País Vasco el PP es un partido que tendrá otros tres por delante, con rescate o sin él. Por tanto, el PP puede estar tocado, pero no hundido. Ni siquiera allí donde tiene elecciones en pocas semanas.

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

La "pertinaz sequía"

por Francisco Muro de Iscar

Fermín Bocos

El despertar del león

por Fermín Bocos

Victoria Lafora

Rufián

por Victoria Lafora

Rafael Torres

Polis chungos sueltos

por Rafael Torres

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies